El Montcau y la Cova Simanya se encuentran en el Parque Natural de Sant Llorenç de Munt, a 1 hora de Barcelona aproximadamente. En este parque hay varias rutas de senderismo, aunque las más famosas son la ascensión a sus cimas más altas, La Mola (1104), en la cual se encuentra el monasterio que le da nombre al parque; y el Montcau (1052). En este post os explicaré la ruta de ascensión al Montcau y la llegada hasta las preciosas cuevas Simanya. Es un recorrido muy fácil y asequible también para los más pequeños ¿Te vienes?

Descripción de la ruta

DISTANCIA  unos 5 km
TIEMPO Nosotros tardamos 4h en total, parando a descansar un par de veces (incluyendo la comida) y a hacer fotos, pero se puede hacer en menos tiempo.
DESNIVEL MÁXIMO  300 m
DIFICULTAD Fácil, excepto el acceso a las cuevas y la última parte de ascensión al Montcau.
RECOMENDACIONES Llevar calzado cómodo (bota de montaña) y agua, ya que no hay fuentes por el camino. Además, es recomendable llevar una linterna si queréis entrar en las profundidades de la cueva.

Cómo llegar

Para llegar hasta el comienzo de la ruta, hay que ir a Matadepera y una vez allí, coger la carretera BV-1221 en dirección a Talamanca, una carretera llena de curvas. Hay unos 10km hasta llegar al parking, que se encuentra en el centro de información del Coll d'Estenalles. Aquí os dejo la ubicación exacta.

Descripción de la ruta

Una vez dejamos el coche, cruzamos la carretera y veremos un camino a la izquierda, muy bien indicado, que nos indica el comienzo de la ruta.

Comienzo de la ruta
Comienzo de la ruta

Empezamos a subir y al cabo de pocos metros nos encontramos con el primer desvío. Tal y como veis en la foto, el camino de la derecha va hacía Coll d'Eres y es el de la izquierda el que sube al Montcau. Aunque la señalización sea diferente, ambos caminos desembocan en Coll d'Eres, así que si no os veis con fuerzas de subir hasta la cima, podéis tomar el camino de la derecha.

Primera bifurcación. El camino de la izquierda llega al Montcau
Primera bifurcación. El camino de la izquierda llega al Montcau

Nosotros elegimos subir al Montcau, así que tomamos el camino de la izquierda y empezamos a subir por una cuesta bastante empinada y pedregosa. La subida es relativamente corta, pero al ser empinada puede que te resulte algo cansado si no estás en forma. Finalmente, cuando llegas arriba, hay que subir un poco más hasta llegar a la cima, prácticamente trepando por una pared, así que puede ser un poco complicado (aunque os aseguro que los niños la subían mejor que yo 😆 )

Vistas del Montcau
Vistas del Montcau
Último tramo de la subida
Último tramo de la subida

Después de estar un rato arriba y contemplar las vistas (mucho más bonitas que las de la Mola, todo sea dicho), volvimos a bajar por la roca (sin duda, subir fue más fácil, aunque poniendo el culo en el suelo, todo se arregla) y seguimos el camino que baja por la izquierda, hasta llegar a Coll D'Eres, una explanada ideal para descansar y donde comeríamos nosotros a nuestra vuelta de las cuevas de Simanya.

Vistas desde el Montcau
Vistas desde el Montcau
Sendero que nos lleva a Coll D'Eres
Sendero que nos lleva a Coll D'Eres

Para llegar hasta ellas, hay que coger unas escaleras que se sitúan a vuestra izquierda (está muy bien indicado) y bajar hasta que os encontréis otra bifurcación. Cuidado con el terreno, ya que está muy a la sombra y suele haber humedad, con lo que es fácil resbalarse.

Bajamos las escaleras en dirección a las cuevas
Bajamos las escaleras en dirección a las cuevas

En el siguiente cruce, hay que girar de nuevo a la izquierda (tenéis un cartel que lo indica) y caminar hasta que encontréis las cuevas situadas a vuestra izquierda.

Seguimos las señales hacia las cuevas
Seguimos las señales hacia las cuevas
Cova Simanya Petita
Cova Simanya Petita

La primera es la Simanya Petita. Está muy escondida, así que es muy fácil saltarse el camino. Nosotros caminamos hasta que dimos con la Simanya grande y luego a la vuelta, buscamos la pequeña. Está situada subiendo un pequeño camino que se abre a la izquierda, justo antes de llegar a una roca vertical que hay que cruzar antes de llegar hasta la Simanya grande.

La Cova Simanya Petita es de bastante difícil acceso. Hay que escalar, así que id con buen calzado si queréis subir. Es bastante pequeña y poco profunda.

Acceso a la Cova SImanya Petita
Acceso a la Cova SImanya Petita
Cova Simanya Gran
Cova Simanya Gran

La más famosa y la más impresionante sin duda es la Simanya Gran. Tiene unos 400m de profundidad y os recomiendo recorrerla por dentro. Mi recomendación es que llevéis una linterna y, de nuevo, calzado adecuado, ya que suele haber agua. El acceso también es algo aparatoso, pero es bastante más asequible que la anterior.

Interior de la Cova Simanya
Interior de la Cova Simanya

Finalmente, salimos de la cueva y deshacemos el camino que nos lleva de nuevo a Coll D'Eres, donde paramos a comer y descansar un poco. Desde aquí, siguiendo las señales indicadas, podéis hacer una ruta hasta la Mola, donde encontraréis el monasterio de Sant Llorenç de Munt y un restaurante.

Nosotros volvimos a bajar al coche, esta vez cogiendo el camino fácil (de la izquierda) para evitar volver a subir al Montcau.

Volvemos al coche por el camino fácil
Volvemos al coche por el camino fácil


Te puede ser útil para preparar tu viaje...

Ahorra aquí un 5% en tu seguro IATI por ser lector de La elegancia de viajar.

Paga sin comisiones en el extranjero con tu tarjeta Bnext. Consigue 10€ por abrir tu cuenta aquí.

Contrata aquí los mejores tours en Cataluña.

Consigue aquí 25€ de descuento en Airbnb.

Busca aquí el mejor alojamiento para tu viaje.

También te puede interesar:

Ruta por el Congost de Montrebei

Ruta dels 7 gorgs

Monasterio de Sant Pere de Casserres y mirador del Meandro del Ter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *