Consejos para alquilar un coche

Alquilar un coche puede suponer muchos quebraderos de cabeza por todos los factores que hay que tener en cuenta. En este artículo trataremos de orientaros a la hora de alquilar un coche, intentando resolver aquellas dudas que os hayan podido surgir y/o que quizá habéis pasado por alto y a partir de ahora tendréis en cuenta. Hemos alquilado vehículos de todo tipo en muchos viajes, hemos aprendido de nuestros errores y nuestros aciertos y pensamos que compartir esta experiencia con vosotros os puede ser de gran ayuda.

Todas las indicaciones y consejos que ofrecemos son siempre desde nuestra experiencia personal con diferentes agencias, buscadores y circunstancias.

Contenidos

Llevamos años viajando y siempre que necesitamos alquilar un coche, lo hacemos a través de DiscoverCars. En este artículo te contamos el motivo, pero puedes comparar precios y alquilar el coche que más te convenga, en el siguiente enlace:

Web de DiscoverCars
Web de Discovercars

Seguro a la hora de alquilar un coche

Es un tema que suele generar preocupación y muchas dudas a la hora de planificar su viaje. Cuesta determinar cómo de arriesgado es viajar sin añadir seguro a todo riesgo y cómo de timo es que nos convenzan de contratarlo a toda costa. Hay que analizar la escala de grises y llegar a un punto medio que nos haga sentir cómodos con nuestra tranquilidad y nuestra cartera. Nosotros mismos hemos tenido tiempo atrás las mismas dudas que vosotros y hemos sufrido los mismos dilemas, así que en este artículo os explicamos lo más importante a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro.

¿Contratar un seguro o no?

Primero de todo respondemos a la pregunta: ¡¡¡SÍ!!! Siempre es recomendable asegurar a todo riesgo el vehículo.

Cuando empezamos a viajar, siempre nos encontrábamos con el dilema de si deberíamos contratar seguro a todo riesgo o ahorrarnos ese pico de dinero. Pensad que, sin seguro a todo riesgo, os tendréis que hacer cargo del coste de reparación completo de cada uno de los daños que hagáis al vehículo.

Afortunadamente, en ninguno de nuestros viajes hemos tenido ningún accidente. Por eso, nunca hemos tenido que cubrir daños de un vehículo mediante el seguro y tampoco nunca hemos tenido que abonar los costes de la reparación. Pero de todas maneras, los accidentes son siempre inesperados e impredecibles y podemos encontrarnos en esa situación en cualquier momento y lugar. Así que, por favor, no dudéis en asegurar el vehículo al máximo siempre, aunque nos de rabia gastar ese dinero extra en algo que seguramente no tendréis que utilizar: los seguros se pagan para estar tranquilos y olvidarnos.

Antes de continuar explicando más cosas sobre los seguros de alquiler de coches, debéis saber que siempre estaréis asegurados como se denomina coloquialmente “a terceros” (principalmente vuestra responsabilidad civil) de forma obligatoria e incluida en vuestro alquiler de coche, sin pagar nada extraordinario.

¿A quién contratarlo? ¿Compañía o buscador? Diferencias

Volvemos a comenzar respondiendo a la pregunta: A un buen buscador (fiable y a buen precio).

Un coche de alquiler lo podemos contratar directamente en la agencia que nos interese (Sixt, Europcar, Hertz, Thrifty…) o mediante un intermediario buscador (comparador). Pasa exactamente igual con los seguros, ambas empresas nos ofrecerán seguros y es importante estar informados de cómo funciona en cada caso para acertar con nuestra decisión.

En este apartado os explicamos lo que para nosotros fue un punto de inflexión en lo que a contratar seguros de alquiler de coches se refiere. Hartos de pagar excesivas cantidades de dinero y/o de sufrir por miedo a tener que costear algún desperfecto, dedicamos una tarde a investigar a fondo qué opciones de seguro existen y cómo se pueden contratar. Nosotros habíamos dado por hecho que era lo mismo contratar el seguro a la propia agencia de alquiler que al buscador, pero resulta que no es así. Os lo explicamos a continuación.

En general, es mucho más económico contratar el seguro con el buscador que con la agencia. De lo contrario, todo el mundo contrataría el seguro a la propia agencia por comodidad y practicidad (al fin y al cabo, sin intermediarios siempre es todo más rápido). Ahora bien, ¿dónde está el truco para que sea más económico? Nadie regala nada, así que principalmente encontramos 2 diferencias:

Seguro con la COMPAÑÍA (más caro)Seguro con el BUSCADOR (más barato)
NO retienen una fianza en la cuentaLa compañía (no el buscador) SÍ nos retiene una fianza en la cuenta
NO tendremos que abonar nada por ningún desperfectoLa compañía (no el buscador) SÍ nos hará abonar los desperfectos. Sin embargo, después hay que pasar el parte al buscador para que nos devuelva el coste de los mismos

*Aclaramos: La “fianza” (o depósito) es una cantidad notablemente elevada de dinero que nos retienen en la cuenta bancaria, sin llegar a sustraerla, para garantizar a la agencia que podrán acceder a esa cantidad de dinero para cubrir posibles desperfectos.

En resumen, contratar el seguro directamente con la compañía nos da la ventaja de que NO nos retendrán ninguna fianza y de que NO tendremos que abonar por ningún desperfecto. Sin embargo nos saldrá mucho más caro que contratarlo mediante el buscador. Con el buscador tendremos que garantizar una fianza en la cuenta y hacer un trámite extra para recuperar el coste de los desperfectos, pero nos habrá resultado mucho más barato. Se trata de valorar qué nos compensa más. Nosotros, como ya hemos dicho antes, lo tenemos clarísimo: el buscador.

Por nuestra experiencia, la mejor opción es siempre contratar el seguro a través de Discover Cars. Ofrecen una cobertura de seguro totalmente completa y al mejor precio, además de que operan con todas las compañías de alquiler de coche.

Hace ya unos años que descubrimos cómo trabajan en Discover Cars y, desde entonces, siempre contratamos los coches de alquiler a través de este buscador. Tienen muy buena oferta de precios, variedad de vehículos, trabajan con todas las agencias, la atención al cliente es rápida y eficaz, siempre disponen de flota reservada en las agencias… Pero lo cierto es que lo que más nos gusta es la cobertura total que ofrecen y al precio tan competitivo al que lo ofrecen.

Hasta la fecha, no hemos tenido ningún inconveniente con ellos. Al contrario, cuando tuvimos un percance con una agencia famosa que no queremos mencionar, Discover Cars dio la cara por nosotros y nos compensó las molestias generadas por la agencia. Si podéis reservar a través de nuestro enlace, os lo agradeceremos y nos ayudaréis a seguir escribiendo y colaborando con vosotros en la planificación de vuestros viajes.

Qué cubre un seguro de alquiler de coche

Muchas veces (nosotros los primeros) hemos firmado contratos en que no nos hemos leído todo y nos fiamos de la empresa. Esto es obviamente un error. Otras veces nos han ofrecido y/o hemos leído sobre la posibilidad de añadir seguros adicionales al alquiler y realmente no teníamos ni idea de qué incluía cada tipo de seguro. Debemos ser conscientes de qué nos cubre y qué no los diferentes seguros que podemos contratar. A continuación os hacemos un resumen de los tipos de seguro más esenciales a conocer:

Todas las pólizas de seguro en Europa incluyen las siguientes 3 coberturas:

  • Responsabilidad civil ante terceros: Cubre los daños personales y/o materiales causados a terceros. Siempre cumpliendo con los términos del contrato. Por ejemplo no estaremos cubiertos si los daños los causamos circulando por una vía sin asfaltar.

  • Cobertura parcial por colisión (CDW): Nos protege en caso de dañar la carrocería. El máximo que pagaremos será la franquicia. No incluye todas las partes del vehículo (solamente la carrocería), así que no están cubiertos los daños que se produzcan en ventanas, ruedas e interior, el coste deberá ser asumido totalmente por el cliente.

  • Cobertura en caso de robo: Evita que el cliente tenga que pagar por un vehículo nuevo en caso de que el coche alquilado sea robado. También cubre el coste de los daños causados por intento de robo. En cualquier caso el cliente pagará como máximo la franquicia establecida por contrato. Evidentemente, si no se cumple con las condiciones del contrato, la cobertura queda desactivada y el cliente deberá hacerse cargo de la totalidad del reemplazo de un coche nuevo. Por ejemplo, si roban el coche con las llaves puestas o en un país donde no tenemos autorización de la compañía para circular.

  • Loss Damage Waiver (LDW): Es una combinación de los dos anteriores, es decir, es un pack que incluye el CDW y la cobertura en caso de robo.

Pese a que estas tres coberturas están incluidas si vives en Europa, os recomendamos que reviséis la póliza del seguro antes de contratarlo. Podemos encontrar todavía alguna compañía que solamente incluye la responsabilidad civil ante terceros.

Durante la reserva y la recogida del vehículo, se pueden contratar coberturas adicionales de forma totalmente opcional. Así que recuerda que debes tener clarísimo que tú y solamente tú tienes la última palabra en cuanto a tomar la decisión de contratarlo o no. Suelen cubrir aquello que la cobertura básica no contempla o suelen suponer una reducción de la franquicia a pagar en caso de accidente.

Las coberturas adicionales más frecuentes son:

  • Super Collision Damage Waiver (SCDW): Más conocida como la “súper cobertura”, se trata de una extensión de la CDW donde se cubren más aprtes del vehículo y se reduce el valor de la franquicia. Incluso nos pueden ofrecer una póliza con “franquicia cero”, con la que no tendríamos que costear nada de las partes que estén cubiertas.

  • Personal Accident Insurance (PAI): Cubre los gastos por hospitalización por las lesiones de los ocupantes del vehículo. Muy popular en USA y Canadá. En Europa no nos resulta demasiado interesante puesto que estaríamos cubiertos si somos ciudadanos de UE.

  • Uninsured Motorist Protection (UMP): Cubre los gastos por daños o lesiones provocados por conductores sin la aseguración requerida. Es muy popular también en USA y Canadá.

  • Supplemental Liability Insurance (SLI): Se trata de una ampliación de la cantidad máxima cubierta por la responsabilidad civil ante terceros.

*¡OJO! Puede parecer muy evidente, pero quizá alguno no lo tiene tan claro. Igual que con un seguro para tu vehículo de propiedad, no estarás cubierto por tu seguro si el accidente lo has sufrido practicando alguna imprudencia como conducir bajo los efectos del alcohol u otras drogas, exceso de velocidad, ignorar un STOP… básicamente incumplir la normativa de circulación del lugar donde te encuentras.

Por otra parte, si os fijáis constantemente hablamos de “cubrir”, que no es lo mismo que “asegurar”. La diferencia es que cuando tenemos un cobertura, contamos con que la agencia se va a hacer cargo de parte del coste y nosotros tendremos que costear el resto hasta el máximo marcado por la franquicia establecida. En caso de estar asegurados, nos despreocuparíamos completamente porque es la agencia quien se hace cargo por completo.

¿Qué cubre la Cobertura Total de Discover Cars?

En caso de contratar la cobertura total mediante Discover Cars, contaremos con las siguientes garantías:

  • Franquicia por daños y por robo.
  • Gastos de reparación de la carrocería, chasis, neumáticos, ruedas, techo, parabrisas, ventanas, espejos, cerraduras y tapacubos del coche que sean consecuencia de una colisión.
  • Gastos de remolque y de taxi directamente relacionados con el accidente.
  • Gastos directamente relacionados con la pérdida llaves o el hecho de cerrar el coche con las llaves dentro (cerrajero o llave de repuesto).
  • Tasas administrativas relacionadas con los daños (excluidas infracciones de tráfico) y tasas por pérdida de uso (compensación a la compañía de alquiler por la pérdida de ingresos mientras se repara el coche).

Ya sea mediante agencia o mediante buscador, constantemente nos ofrecen (e insisten varias veces a lo largo del proceso de compra) seguros de diferentes tipos y que cubren distintas cosas. Llega un punto durante la reserva que es fácil sentirte presionado y/o agobiado con tanta insistencia para contratar su seguro. No os sintáis presionados, y contratad aquello con lo que os sintáis cómodos y que realmente necesitéis cubrir.

Pasará igual el mismo día de recogida del vehículo con el empleado que os atienda. De hecho, a nosotros nos han llegado a poner muy mal cuerpo hablándonos de lo mal que están las carreteras en la isla, los muchos robos que hay en el país, lo caro que es reparar una rayada, incluso que mejor paguemos más por un coche de gama superior. Insistimos, que no os presionen y contratad aquello que realmente queréis y necesitáis. Al fin y al cabo, son comerciales y su trabajo es vender todo lo que puedan y más.

También a la hora de recoger el coche, si lo hemos reservado y asegurado con un buscador, el comercial de la agencia de alquiler nos insistirá en que mejor contratemos su seguro para evitar dejar fianza y para no tener que pagar nada en ningún caso. No os preocupéis, con la cobertura total de Discover Cars estaréis cubiertos en caso de accidente.

Coche de alquiler en Alsacia
Coche de alquiler en Alsacia

Tipo de coche

Hay muchos más factores en los que fijarse, pero según nuestra experiencia los más importantes a efectos prácticos a la hora de escoger el tipo de coche que necesitamos son:

Tamaño

Según el número de personas que viajemos, necesitaremos un coche de mayor o menor tamaño. En primer lugar, por el número de asientos, pero también la amplitud del vehículo que nos ofrecerá mayor comodidad que agradeceremos en caso de hacer un road trip intenso. En cuanto al tamaño, también será clave tener en cuenta la capacidad del maletero: sed previsores y calculad si os cabrán todas las maletas, mochilas, abrigos, carros de bebé…

Altura

Puede parecer una tontería, pero existen trayectos en que agradeceréis disponer de un vehículo alto (Suv, crossover o 4×4) para superar los impedimentos de carreteras secundarias sin mantenimiento (baches, piedras, surcos por la lluvia…). En estos tramos, un vehículo demasiado bajito (compacto o deportivo) puede daros más problemas, sobre todo porque corréis el riesgo de rallar los bajos del coche y tener que abonar la reparación de los mismos si no habéis contratado el seguro adecuado.

Combustible

Hasta hace poco tiempo, no era algo a valorar porque siempre ofrecían vehículos de combustión y lo único de lo que teníamos que preocuparnos era de fijarnos en qué combustible repostar en la gasolinera: diésel o gasolina. Pero en nuestros últimos viajes hemos observado que las agencias comienzan a incrementar la flota de coches eléctricos. Es cierto que con estos vehículos podremos ahorrarnos un dinero importante en cuanto al combustible y que podremos aparcar en plazas más económicas o incluso gratuitas. Sin embargo, antes de lanzarnos a la piscina de decidirnos por el coche eléctrico, analizad los puntos de carga que necesitaréis en vuestra ruta y si dispondréis de ellos con facilidad.

Coche de alquiler en Malta
Coche de alquiler en Malta

Cancelación de la reserva

En todas las agencias de alquiler de vehículos tenemos siempre la opción de cancelar con un mínimo de 48 horas de antelación la reserva de nuestro coche, independientemente de nuestros motivos. La agencia hará una devolución total del importe pagado por la reserva.

Nosotros hemos cancelado reservas de coches en distintas ocasiones y en diferentes compañías. Siempre nos ha resultado sencillo y las agencias nunca nos han puesto ningún inconveniente, reembolsando siempre la reserva a nuestra cuenta en cuestión de horas o pocos días.

Por este motivo, el alquiler del coche suele ser lo siguiente que reservamos después de los vuelos, ya que es algo que tenemos la certeza de que podremos cancelar en cualquier momento si nuestra planificación así lo requiere.

Condiciones a la hora de alquilar un coche

Para nosotros es importante tener en cuenta (a efectos prácticos) principalmente tres condiciones del contrato de alquiler del coche:

Política de combustible

La agencia de alquiler nos indicará cómo de lleno se entrega el depósito del combustible y cómo de lleno lo tendremos que devolver. Algunas agencias nos dan la posibilidad de escoger, a veces variando levemente el precio del alquiler y otras con precio fijo, independientemente de lo que escojamos. Generalmente, nos podemos encontrar tres opciones:

  • Lleno/lleno (full/full): En nuestra opinión, esta es la mejor opción, puesto que os entregan el coche con el depósito lleno (y no te cobran esta gasolina) y vosotros mismos decidís dónde repostáis según el precio de la gasolinera. Además, siempre repostaréis exactamente lo que debéis: lleno. No regalaréis ni una sola gota de combustible a la agencia, a diferencia del resto de casos donde probablemente calcularéis a la alza a la hora de repostar.
  • Lleno/vacío (full/empty): En este caso, os entregan el coche con el depósito lleno de gasolina que tendréis que abonar al momento al precio que fije la agencia (un precio normalmente inflado respecto al precio que marca el mercado). Además, tendréis que devolver el depósito vacío y la agencia no os abonará los litros de gasolina que os haya “sobrado” al entregar el coche. De esta manera nos timan doblemente: pagando la gasolina de entrega a precio de oro, y regalando nosotros la gasolina restante que no nos abonarán, ya que os aseguramos que casi nadie es capaz de apurar el depósito al límite a la hora de entregar arriesgándonos a quedarnos tirados de camino al lugar de devolución. En algunas ocasiones, la política es parcialmente lleno/vacío. Funciona exactamente igual, pero con la diferencia de que solamente nos cobrarán los litros de combustible que hay en el depósito (no la totalidad del depósito).
  • Igual/igual (same/same) – También conocida como Tarifa Justa: Una mezcla de las dos anteriores. Os entregan el coche con el nivel de gasolina que haya dejado el cliente anterior (puede ser lleno, vacío, medio, un cuarto, etc.) pero no os cobrarán la gasolina de entrega (así que no os timarán con un precio inflado). Sin embargo, tendréis que devolver el vehículo con el mismo nivel de combustible con el que se os entregó, lo que supone el mismo problema que en la política de combustible anterior: casi siempre entregaréis que coche con más gasolina de la que os exigen (regalaréis litros de gasolina) porque es muy difícil calcular con tanta precisión el consumo que haremos.

En caso de devolver el coche con un nivel de combustible inferior al exigido por la agencia, el cliente deberá abonar los litros restantes a un supuesto “precio de mercado” que fija la propia agencia (suelen inflar el precio). Siempre es fácil localizar una gasolinera cercana al lugar de devolución del vehículo, así que os recomendamos repostar la cantidad necesaria antes de hacer la entrega y así asegurarnos que no nos timarán con el incremento del precio de la gasolina.

Como hemos comentado antes, en nuestra opinión la mejor opción y en la que no nos timarán es la política de combustible lleno/lleno.

Kilometraje

Algunas agencias nos ofrecen la posibilidad de contratar el alquiler del coche con kilometraje ilimitado, que como su propio nombre indica, nos permitirá recorrer la cantidad de kilómetros que queramos sin ningún límite y sin recargos.

Sin embargo, otras compañías nos limitarán el kilometraje diario, siendo importante tener en cuenta el total acumulado. Por ejemplo, si nos limitan a 300km diarios y alquilamos el coche 4 días, tendremos un total de 1200 km que podremos distribuir como nosotros queramos. En caso de superar los kilómetros contratados, os cobrarán un recargo extra por cada kilómetro extra recorrido.

Manual/Automático

El cambio de marchas será manual o automático en función de lo que hayamos reservado. Normalmente, el automático es algo más caro, pero algunos conductores prefieren esta conducción.

Tarjeta de crédito

Aunque la reserva online se puede realizar con tarjeta de débito, tened en cuenta que todas las compañías de alquiler exigen que la tarjeta de pago (sobretodo para la fianza) sea una tarjeta de crédito. No trabajan con tarjetas de débito, así que os recomendamos llevar una tarjeta de crédito si os queréis ahorrar problemas.

Qué hace que suba el precio

A la hora de alquilar un coche, es importante tener en cuenta distintos factores que hacen que se incremente el precio del alquiler. De esta manera, podemos intentar ser flexibles y adaptarnos a la situación más favorable para nuestro bolsillo, aunque a veces no sea la más cómoda o implique cambios en la planificación del viaje. A continuación os detallamos los factores que suelen ser la causa de los precios elevados:

Devolución en otra oficina

A veces nos interesa alquilar un coche en una ciudad y devolverlo en otra por logística y no tener que recorrer el camino de vuelta. Por ejemplo, si queremos recorrer la Ruta 66, nos interesaría alquilar el coche en Chicago y devolverlo en Los Ángeles; o quizá en la Selva Negra nos iría bien alquilar el coche en Stuttgart y devolverlo en Friburgo. Evidentemente, en el primer caso será más elevado el coste extra que en el segundo, por la distancia y el tiempo necesario.

Sin embargo, esto hará que se incremente el precio del alquiler. Si lo pensamos, en realidad, tiene lógica, puesto que tenemos que cubrir el coste de transportar ese coche a su oficina original (donde lo recogimos), que es principalmente el salario del empleado que se encarga de llevarlo de vuelta y las tasas a pagar por dicho trámite.

Conductor menor de 25 años y mayor de 65 años

Lo sentimos, pero si sois menores de 25 años las compañías os consideran un riesgo mayor al volante (inexperiencia, factores de riesgo como ir de fiesta y conducir bajo los efectos del alcohol, etc.), de la misma manera que si sois mayores de 65 años consideran que existen riesgos de falta de reflejos y otras capacidades al volante.

En cualquiera de estos dos casos, el precio del alquiler subirá muy notablemente. De hecho, algunas compañías ni siquiera ofrecen la posibilidad de alquilar el coche según la edad.

Temporada alta

Seguramente ya lo habréis pensado, pero obviamente el precio del alquiler del coche variará según las fechas escogidas para vuestro viaje. En temporada alta notaréis un incremento de los precios. Os recomendamos también alquilar los coches con mucha antelación para encontrar mayor oferta y, por tanto, mayor competencia entre las agencias. Recordad que siempre podréis cancelar el coche con un mínimo de 48 horas antes del check-in, así que podéis alquilar con mucha antelación y cancelar en caso de que finalmente vuestra planificación requiera de otra logística.

Ubicación

Evidentemente, hay ciudades más caras que otras, así como la moneda y el nivel de vida del país tendrán repercusión en el precio del alquiler.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta que suele ser más económico el alquiler de vehículos en aeropuertos y estaciones principales de tren que en oficinas ubicadas en el centro de la ciudad.

Cruzar fronteras

Probablemente, os harán pagar una tasa extra por cruzar la frontera a otro país. Tenedlo en cuenta y, sobre todo, no intentéis engañar a la compañía indicando que no saldréis del país. Esto supondría un riesgo muy alto para vosotros en caso de que ocurra algún incidente, ya que no estaríais asegurados por la compañía y os enfrentaríais a un problema mayor con la justicia. Además, los coches de alquiler suelen estar geolocalizados y, en caso de que la compañía de alquiler lo notifique, os podrían multar por un importe mucho mayor de lo que habríais pagado por la tasa de cruce de fronteras. Con la verdad, siempre llegamos a todas partes.

Carné internacional de conducir

Si eres ciudadano de la comunidad europea, tu carné de conducir es válido para circular por cualquier país de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo (Noruega, Islandia y Liechtenstein). No tendrás que hacer ningún tipo de trámite, siempre y cuando se trate de unas vacaciones o estar de paso por el país.

Sin embargo, en caso de viajar a un país fuera de UE y de EEE, tendrás que llevar contigo el Permiso Internacional. Debes tener varias cosas en cuenta respecto a este documento:

  • El Permiso Internacional no tiene validez por sí mismo. Es necesario llevar también el permiso de tu país en vigor.
  • Es aceptado en prácticamente todos los países del mundo, pero podéis comprobar si vuestro destino está incluido aquí.
  • Tiene una validez de tan solo 1 año.
  • El coste del trámite es 10,51€.
  • Lo puedes solicitar en línea o presencialmente, aunque la recogida siempre es presencial en Jefatura de Tráfico de la DGT.

Encontrarás toda la información necesaria en la página web de DGT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *