La Semana Santa de 2018 me llevó a conocer un país Europeo en el que no había estado antes: Irlanda, la maravillosa isla Esmeralda. Recibe este nombre por la cantidad de vegetación que tiene. Y después de haber estado allí, os confirmo que no podían haber elegido un mejor apodo.

Al principio, como sólo íbamos 4 días, nuestra idea era visitar Dublín, pero leyendo blogs nos dimos cuenta de que es una ciudad bastante pequeña, así que decidimos alquilar un coche para ir un día a Irlanda del Norte, visitar la Calzada del Gigante y hacer una ruta por los escenarios de Juego de Tronos (somos un poco frikis, lo sé, pero prometo que vimos a gente todavía más friki que nosotros 😉 )

Irlanda con amigos, ¡es mucho mejor!
Irlanda con amigos, ¡es mucho mejor!
Isla de Irlanda
Isla de Irlanda

Algo que muchos no tienen claro sobre Irlanda es que es un país independiente de Reino Unido, pero hay una región al norte (Irlanda del Norte) con capital en Belfast que sí que pertenece al Reino Unido. Por lo tanto, si tenéis intención de visitar toda la isla, iréis a dos países distintos.

Vuelos

Como siempre, compré los vuelos a través del buscador Skyscanner con 4 meses de antelación Barcelona-Dublín, Dublín-Barcelona. La ida la hicimos con vueling y a la vuelta volvimos con Aer Lingus, la compañía irlandesa por excelencia.

Si tenéis pensado hacer una ruta por Irlanda, podéis mirar si os sale a cuenta llegar y volver a aeropuertos diferentes como Belfast o Derry.

Precio total vuelos: 187,5€/persona

Alojamiento

Durante nuestra ruta por Irlanda en 4 días dormimos en 2 sitios diferentes. La primera noche la pasamos en Irlanda del Norte y las otras dos las pasamos en Dublín.

Irlanda del Norte

En Irlanda del Norte nos interesaba alojarnos cerca de la Calzada del Gigante, que sería la primera visita que haríamos al día siguiente y queríamos ir pronto para empezar la ruta a primera hora y poder disfrutar casi en soledad de la Calzada.

Alojamiento en Irlanda del Norte
Alojamiento en Irlanda del Norte

Elegimos este Bed and Breakfast a 8,6km de la Calzada del Gigante. Lo cogimos a través de booking, buscando la máxima proximidad al sitio que queríamos. Si queréis alojaros por allí, os recomiendo este hotel. El dueño, Martin, fue muy amable con nosotros. Nos alojamos en una casa, donde teníamos una habitación con baño y cocina compartida, pero estábamos solos, así que disfrutamos de la casa entera para nosotros.

Alojamiento en Irlanda del Norte
Alojamiento en Irlanda del Norte

El desayuno estaba incluido, y cuando Martin empezó a recitar todo lo que podíamos desayunar alucinamos. Nos había dejado fruta, armarios llenos todo tipo de cereales, tostadas y la nevera llena de leche, huevos, embutido, yogures, zumos… ¡Al día siguiente nos pusimos las botas!

Este hotel nos costó 120£ por una noche (4 personas).

Consigue aquí 15€ en tu próxima reserva con booking.

Dublín

En Dublín, nos alojamos en este apartamento con Airbnb. También os lo recomiendo, está muy cerca del centro y la anfitriona fue muy amable con nosotros. Nos dejó las llaves en una keybox porque llegamos tarde por la noche y nos dejó pan casero (¡buenísimo!).

El apartamento nos costó 254€ por 2 noches (4 personas).

Consigue aquí 25€ en Airbnb.

Precio total alojamiento: 392€/3 noches, 4 personas (98€ por persona)

Alquiler de coche

Era la primera vez que alquilaba por mi misma un coche en un viaje. Después de leer algunos blogs y comparar varias páginas, lo alquilamos a través de Rentalcars. Lo cogimos con la compañía Flizzr, pero una vez llegamos al aeropuerto nos dimos cuenta de que esta fusionada con Sixt. Nosotros pagamos 143€ por dos días de alquiler con seguro a todo riesgo.

Nuestro acompañante durante el viaje
Nuestro acompañante durante el viaje

Factores a tener en cuenta cuando alquilamos un coche:

  • La edad del conductor. Muchas compañías piden un mínimo de 25 años para poder alquilar un coche. En caso de que no lleguéis a este mínimo, no os dejarán alquilarlo o bien os cobrarán un suplemento (por este motivo, yo me libré de conducir 😉 ). Además, también os pedirán un mínimo de 4 años de carné.
  • La reserva se tiene que hacer a nombre del conductor principal. La reserva por internet se puede pagar con cualquier tarjeta, pero la que llevéis a la oficina y con la que os bloquearán la fianza, tiene que estar a nombre del conductor.  
  • En la oficina, os pedirán una tarjeta de crédito (NO de débito) con la que pagar la fianza. Nosotros tuvimos un pequeño problema con este punto, ya que no nos habíamos dado cuenta de que ponía tarjeta de crédito. Por suerte, la conductora principal llevaba una, pero con un límite y no nos pudieron cargar los 1500€ de fianza (una exageración, en mi opinión). Lo único que pudimos hacer para solventar esta situación fue pagar 40€ por día para tener un seguro completo y así evitar que nos cobraran la fianza.
  • Pagamos 30€ de extra por tener un coche automático y 10,5€ más por un conductor extra.
  • Hay que fijarse en el kilometraje antes de alquilar un coche. En nuestro caso, lo teníamos ilimitado, pero hay compañías que no lo tienen y te cobran por km extra.
  • Generalmente hay que devolver el coche lleno de gasolina, tal y como te lo han dado. En caso de no devolverlo así, os cobrarán el depósito más una penalización (en nuestro caso era de 15€).

Precio total alquiler del coche 2 días: 324€ (81€ por persona)

Conducir por la izquierda

Conducir por la izquierda es una de las cosas que más me preocupaban del viaje. Era algo totalmente nuevo para nosotros y la verdad es que le teníamos un poco de miedo, pero después de vivir la experiencia, no fue para tanto. Os voy a dar algunos consejos que nos fueron bien a nosotros:

  • Un coche automático ayuda mucho. No sabemos cómo es conducir un coche con marchas por Irlanda, pero os confesamos que no tener que estar pendientes del cambio de marcha fue toda una ventaja.
  • Tener paciencia: cuando cojas el coche por primera vez ten paciencia, pon todos tus sentidos en la conducción hasta que te hagas al coche.
  • ¡Cuidado con las distancias en el lado izquierdo! No estamos acostumbrados a controlar las distancias por ese lado, así que recomiendo que el copiloto esté atento a esto (nosotros tuvimos un pequeño percance por este motivo).
  • ¡Cuidado con las rotondas! Tomar las rotondas con calma y mirando siempre a vuestro lado derecho. Muchas de las rotondas que nos encontramos tienen un carril especifico en función de la salida que vayas a tomar, así que tenedlo en cuenta antes de entrar en la misma.
  • Cruces: Cuando hay que ceder el paso mirar primero a la derecha, luego a la izquierda y finalmente de nuevo a la derecha. Esto puede parecer un consejo tonto, pero tenemos tan automatizado hacerlo al revés que puede pasar que no nos demos cuenta de que viene un coche inesperadamente.
  • Cuidado cuando cambiamos de país. Si vuestra intención es ir a Irlanda del Norte, tened en cuenta que cuando crucéis la frontera, las señales de velocidad estarán indicadas en millas/hora (mientras que el velocímetro estará en km/hora). A nosotros también nos cambiaron las indicaciones de Google Maps a millas. 1 milla = 1,6km
  • Y sobre todo, tranquilidad. Los irlandeses respetan mucho a los demás conductores en la carretera: no te agobian ni pitan (y mira que alguna vez nos lo merecimos). Son pacientes y sólo te adelantarán cuando lo vean claro.

Las carreteras en Irlanda

Esta es la ruta que seguimos desde el aeropuerto de Dublín para llegar hasta Irlanda del Norte:

La primera parte de trayecto se hace básicamente por autopista. Nosotros cogimos la M1 y algún tramo de la M2. Esta zona es la más fácil para la conducción. Sólo pagamos un peaje de 1,9€. Una vez pasamos a carreteras secundarias, nos encontramos más rotondas, aunque en nuestro caso, no vimos ninguna zona especialmente concurrida como las que nos podemos encontrar en Barcelona.

Finalmente, las carreteras en Irlanda del Norte son básicamente de campo. Es decir, bastante estrechas y con poco tráfico.

Precio total peajes: 3,8€ (0,95€ por persona)

Moneda

Irlanda pertenece a la eurozona, por lo que utilizan euros como moneda. Sin embargo, en Irlanda del Norte, al pertenecer al Reino Unido, utilizan la libra esterlina (£). Algo que yo no sabía antes del viaje es que en Irlanda del Norte y en Escocia, los billetes son diferentes a los de Inglaterra, ya que son producidos por bancos privados. El valor es el mismo, pero hay que tener cuidado porque en Inglaterra puede que no os los acepten.

En Irlanda del Norte aceptan tanto sus billetes propios, como los del resto del Reino Unido. El cambio actual [Abril 2018] es el siguiente:

Seguro de viaje

Aunque por Europa podemos viajar con la tarjeta sanitaria europea, esto no cubre todos los contratiempos que pueden surgir durante el viaje. Por eso, es recomendable contratar un buen seguro de viajes.

A través de este enlace podéis conseguir un 5% de descuento contratando con IATI seguros.

Clima

Empecemos con una verdad que no siempre nos gusta cuando viajamos: en Irlanda llueve, y llueve mucho (la Isla Esmeralda necesita regarse para tener ese característico calor 😉 ), así que vayas en la época del año que vayas, no olvides llevar paraguas.

Dejando esto aparte, el clima en Irlanda es más frío que el clima Mediterráneo, aunque no sufren temperaturas extremas, al estar influenciados por el Océano Atlántico. En invierno, la temperatura suele oscilar entre los 0 y los 8 grados; y en verano puede alcanzar los 20ºC.

Nosotros fuimos en primavera (Marzo-Abril) y pasamos un poco de frío. Las temperaturas rondaban los 8ºC e íbamos vestidos de pleno invierno.

Por esto, la mejor época para visitar Irlanda es en verano, cuando no hace un calor asfixiante ni mucho frío, pero es la temporada alta del turismo, así que una buena época sería justo antes de que empiece el verano (Mayo-Junio) o justo después de que acabe (Septiembre-Octubre).

Enchufes

Los enchufes en Irlanda y en el Reino Unido son diferentes a los españoles. Constan de tres clavijas y tienen un voltaje de 240V y una frecuencia de 50Hz, por lo que necesitarás un adaptador.

Enchufes en Irlanda y UK
Enchufes en Irlanda y UK

Yo siempre llevo uno universal que tiene la posibilidad de conectar un enchufe y dos USB, muy útil para cargar más de un aparato a la vez. Si sois muchos viajando, quizá necesitéis más de un adaptador. Nosotros éramos 4 y con ese sólo nos quedabamos un poco cortos, pero tuvimos suerte ya que nuestra anfitriona de Airbnb había dejado un adaptador en cada enchufe del apartamento (¡todo un detalle!).

Comer en Irlanda y Dublín

Si seguís el blog desde hace algún tiempo sabréis que uno de los aspectos en los que me gusta ahorrar en los viajes es en la comida. De hecho, cuando me alojo en un apartamento, siempre intento hacer el desayuno y la cena allí, comprando en el supermercado.

Durante nuestro día por Irlanda del Norte cenamos en nuestro apartamento con booking e hicimos unos bocadillos para el día de la ruta para evitar perder mucho tiempo parando a comer por el camino.

Sin embargo, al menos un día durante el viaje, me gusta probar la comida típica del país. En este caso, elegimos ir a The Brazen Head, el pub más antiguo de Dublín. Es un lugar muy chulo. Está decorado de forma tradicional y es bastante grande, aunque se llena muy rápido, así que mi recomendación es reservar o bien ir pronto.

Allí, probamos el Irish Stew, un conocido cocido de cordero con verduras y patata. La comida para los 4 bebiendo agua (que es gratis si la pedís del grifo) nos costó 62€.

Irish Stew
Irish Stew

Otro aspecto famoso en Irlanda y en concreto en Dublín son sus pubs y su famosa cerveza. Yo tengo que confesar que no me gusta la cerveza, así que no la probé, pero si os gusta, Dublín es un buen sitio para probarla. Los mejores pubs se encuentra en el barrio Temple Bar y el precio de las pintas suele rondar los 10€. El pub más famoso, aunque también el más turístico, es The Temple Bar.

The Temple Bar
The Temple Bar

Precio total comida: 182€ (45,5€ por persona)

Ruta de 4 días

  • Día 1. Cogimos el vuelo Barcelona-Dublín al mediodía y llegamos a Irlanda sobre las 15:00. Cogimos el coche de alquiler y condujimos unas 3h hasta nuestro alojamiento en Irlanda del Norte.
  • Día 2. Nos levantamos pronto e hicimos la ruta por la Calzada del Gigante y por los escenarios de Juego de Tronos. Por Irlanda hay muchas localizaciones donde se grabó la serie. Nosotros visitamos Downhill beach, Dunlace Castle, The Dark Hedges, Inch Abbey y Castle Ward y volvimos de nuevo a Dublín. Os dejo abajo el mapa completo de la ruta.

  • Día 3. Visitamos los lugares más emblemáticos de Dublín e hicimos el free tour con Sandemans. Para este día habíamos comprado entradas para visitar la Long Room de la biblioteca del Trinity College.
    Catedral de Saint Patrick
    Catedral de Saint Patrick
  • Día 4. Nos hizo un día terrible de lluvia y no pudimos disfrutar de este último día tanto como hubieramos querido. Nos acercamos hasta la fábrica de Guiness para verla por fuera y fuimos hasta la cárcel de Kilmainham Gaol, pero no pudimos entrar. Yo ya había leído que era necesario reservar la entrada con antelación, pero no lo había hecho porque no estaba segura de si tendríamos tiempo de ir. Finalmente fuimos y nos dijeron que solo había tours para las 15:00, cosa que nos iba un poco justo porque teníamos que coger el avión de vuelta a Barcelona. Así que dedicamos el resto del día a pasear y disfrutar de un día lluvioso en Dublín.

Precio total entradas: 12,5€/persona

Presupuesto total del viaje

 En total, durante los 4 días que estuvimos en Irlanda, nos gastamos 440,5€/persona.


Te puede ser útil para preparar tu viaje...

Ahorra aquí un 5% en tu seguro IATI por ser lector de La elegancia de viajar

Contrata aquí los mejores tours por Irlanda en Español

Consigue aquí 25€ de descuento en Airbnb

Busca aquí el mejor alojamiento para tu viaje

También te puede interesar:

Ruta de Juego de Tronos por Irlanda del Norte

Budapest en 4 días

Preparativos y consejos para ir a Rusia

2 comentarios en “Viaje a Irlanda en 4 días”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest