Dublín es una de las ciudades con más ambiente y buen rollo que he visitado en Europa. Allí encontrarás de todo: cultura, historia y fiesta. Irlanda es un país muy acogedor y lleno de naturaleza, así que es fácil hacer excursiones en la isla, como por ejemplo la Ruta de Juego de Tronos con la que completamos nuestro viaje a Irlanda en 4 días. ¿Vienes a recorrer una de las capitales más bonitas de Europa?

Reserva tú Free Tour por Dublín aquí y no te pierdas nada

Trinity Collage

Esta famosa atracción turística es también la universidad más prestigiosa de Irlanda.Sin duda, merece una visita. Desde la entrada principal, llegaréis al Campanile, un monumento de unos 30m de altura y el icono de la universidad. Las leyendas y supersticiones también se han apoderado de él: se dice que si un alumno pasa por debajo, no aprobará los exámenes. Otra leyenda dice que las campanas suenan si pasa una virgen por debajo.

Trinity Collage
Trinity Collage

Otra de los atractivos del Trinity Collage es la Long Room, una estancia de la biblioteca en la que se guardan los mayores tesoros de la universidad. Entre ellos, destaca The Book of Kells, un libro del año 800 que narra el nuevo testamento escrito en latín con caligrafía típica irlandesa. La entrada cuesta 11€ y es conveniente comprarla por Internet para ahorrarse colas. Nosotras la compramos en esta página. Además, aquí se grabaron algunas escena de Harry Potter. ¿No crees que esta sala podría ser perfectamente la biblioteca de Hogwarts 😛 ?

Long Room del Trinity Collage
Long Room del Trinity Collage

 Castillo de Dublín

Irlanda está lleno de castillos, muchos de ellos con sus torreones en ruinas. Pues bien, no esperes un castillo "tradicional" en Dublín porque la arquitectura del castillo de Dublín se parece más a lo que llamaríamos palacio. Esto es debido a que la Record Tower es el único elemento que sobrevivió a la época medieval. La entrada cuesta 8,50€ y se hacen visitas guiadas. Además, no os podéis perder los jardines de enfrente. En el césped veréis un entramado que representa la forma de unas serpientes. Lo más curioso es que en la isla de Irlanda no hay serpientes. Según la leyenda, fue St Patrick quien las echó a todas.

Castillo de Dublín
Castillo de Dublín

Barrio de Temple Bar

Temple Bar no es un simple barrio de Dublín, es EL BARRIO, donde se encuentra la foto tan icónica de la ciudad. Temple Bar es el barrio de fiesta por excelencia, está lleno de pubs donde tomar una pinta y siempre hay mucho ambiente, sobretodo en verano. No podéis dejar de ir al fotogénico Pub Temple Bar (sí, comparte nombre con el barrio). Las pintas no son precisamente baratas y no es el mejor sitio para mezclarse con los locales, ya que prácticamente sólo hay turistas.

The Temple Bar
The Temple Bar

Catedral de Saint Patrick

La catedral de St Patrick es la iglesia más grande de toda Irlanda y está dedicada a su patrón. Fue construida entre los siglos XII y XIII y fue aquí donde Patrick bautizó a los jefes celtas para convertirlos al cristianismo. La entrada cuesta 5€, pero nosotros solo la vimos por fuera, cosa que merece mucho la pena.

Catedral de Saint Patrick
Catedral de Saint Patrick

Molly Mallone

Molly Mallone es uno de los símbolos Irlandeses presentes en la capital. Es la protagonista de una canción tradicional compuesta en el siglo XIX. Podéis escuchar aquí una bonita versión de Sinead O'Connor. La canción cuenta la historia de Molly, una mujer que vendía mejillones y berberechos de día y era prostituta de noche y murió de fiebres. Estaba situada en la calle Graffton, pero la trasladaron a la calle Suffolk, justo en frente de la oficina de turismo. Dicen que da buena suerte tocarle un pecho, así que...¡ya sabéis!

Molly Mallone
Molly Mallone

Grafton Street

La calle peatonal y de compras por excelencia de Dublín es Grafton Street. Al final llegaréis hasta los jardines de St Stephen's Green. Es una calle con mucho ambiente y generalmente hay músicos que le dan un toque bohemio al tu paseo por esta zona.

Grafton Street
Grafton Street

Jardines de St Stephen's Green

En casi nueva hectáreas de parque, en estos jardines encontrareis paz para caminar y pasear. Pese a ello, su historia no es tan bucólica: en esta zona se realizaban ahorcamientos, azotamientos y hogueras públicas.

Allí encontraréis también una estatua dedicada a James Joyce, el escritor más famoso de toda Irlanda, que basó uno de sus recopilatorios de historias, Dubliners, en la vida de los dublineses.

St Stephen's Green
St Stephen's Green

 Christ Church

Tan impresionante como la Catedral de St Patrick, Christ Church es una de las iglesias más bonitas de Dublín. Además, es la más antigua de toda la ciudad. Entrar cuesta 6€ (como veis las entradas en Dublín no son precisamente baratas...), pero en mi opinión con verla por fuera es suficiente. Destaca mucho el puente que comunica la iglesia con Dublinia, un museo ideal para ir con niños que cuenta la historia de la ciudad y de Irlanda durante la época vikinga y la edad Media.

Christ Church
Christ Church
Puente entre Christ Church y Dubliners
Puente entre Christ Church y Dubliners

Cruzando el puente y bajando la calle, encontraréis una zona en la que hay en el suelo la figura de una casa vikinga que se encontró. Además, podréis ver las casas con las puertas de colores, tan características de Dublín. Se dice que se pintaron para que los hombres encontraran su casa cuando volvían borrachos del pub, pero en realidad se pintaron como reclamo para el turismo.

Puertas de colores en Dublín
Puertas de colores en Dublín

 Cárcel de Kilmainham

La cárcel de Kilmainham está situada a las afueras de Dublín, a unos 45 minutos andando. Es el lugar que más historia guarda de toda la ciudad. Aquí fue donde estuvieron encarcelados muchos de los líderes de la revolución que estaban a favor de la independencia de Irlanda. Se tiene que visitar en un tour guiado obligatoriamente (en inglés) y lo mejor es coger las entradas por Internet a través de esta página, ya que las plazas son muy limitadas. Nosotros fuimos una mañana y sólo tenían disponibilidad para hacer el tour por la tarde. Como teníamos que coger el avión de vuelta a casa, nos quedamos sin verla...toda una pena 🙁

 Fábrica de Guinness

Fábrica de Guinness
Fábrica de Guinness

La visita a la fábrica de la cerveza Guinness es una de las más populares en Dublín. Pese a ello, nosotros solo la vimos por fuera. No nos gusta la cerveza y pensamos que los 16,50€ que cuesta la entrada iba a ser dinero perdido.

Dentro, encontraréis información sobre la producción de la cerveza, así como una pequeña degustación al final de la visita. Además, saboreas la cerveza en un bar con vistas 360º a la ciudad.

Excursiones desde Dublín

Dublín es una ciudad pequeña y con unos dos días es suficiente para verla entera. Por eso, si dispones de más días en tu viaje, es una buena idea hacer una excursión a algún lugar de Irlanda. Nosotros elegimos recorrer Irlanda del Norte alquilando un coche, la mejor de las opciones en mi opinión. Sin embargo, si no quieres alquilar coche, aquí te propongo algunas de las mejores excursiones desde Dublín:

Excursión a los acantilados Moher y Galaway

Excursión a Belfast y a la Calzada del Gigante

Excursión a Howth

Tour por los escenarios de Juego de Tronos

Excursión a Cook

¿Estás preparando tu viaje por Irlanda? No te pierdas estos posts:
Viaje por Irlanda en 4 días
Ruta de Juego de Tronos por Irlanda del Norte


Te puede ser útil para preparar tu viaje...

Ahorra aquí un 5% en tu seguro IATI por ser lector de La elegancia de viajar.

Paga sin comisiones en el extranjero con tu tarjeta Bnext. Consigue 5€ por abrir tu cuenta aquí.

Contrata aquí los mejores tours por Irlanda en Español

Consigue aquí 25€ de descuento en Airbnb.

Busca aquí el mejor alojamiento para tu viaje.

Viaje a Irlanda en 4 días

Ruta de Juego de Tronos por Irlanda del Norte

Viaje a Berlín en 6 días

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *