BUDAPEST en 2 días: Itinerario y mapa

Budapest es la capital de Hungría y una de las ciudades que componen la Ruta Imperial, junto a Praga y Viena. Para nosotros, resulta una de las ciudades más bonitas de Europa. Otras ciudades tendrán cosas mejores y peores, pero Budapest resulta realmente bella, majestuosa, elegante e incluso romántica. Por otro lado, esta ciudad compuesta por Buda (zona histórica) y por Pest (zona nueva) es también una ciudad con mucha historia debido a sus tribus originales, las grandes dinastías con las que evolucionó el país y por los grandes acontecimientos del último siglo.

🙋‍♀️ Reserva aquí tu free tour por Budapest

Es un destino con muchos lugares que visitar y probablemente sean necesarios más días para poder explorar la ciudad por completo, pero nosotros hemos hecho una escapada de fin de semana a Budapest y consideramos que dos días es suficiente tiempo para visitar lo más esencial de la ciudad. Queremos compartir nuestra experiencia con vosotros para que podáis planificar vuestro viaje a Budapest y que aprovechéis el tiempo al máximo y de la manera más cómoda posible.

Para completar tu viaje, puedes encontrar mucha información sobre la ciudad de Budapest en estos artículos en los que os detallamos qué ver y hacer en las dos partes de la ciudad:

Qué ver y hacer en Pest
Qué ver y hacer en Buda, la colina de Budapest
Los mejores baños termales de Budapest

Si disponéis de más tiempo, podéis consultar nuestro artículo Guía para viajar a Budapest en 4 días.

Si os interesa visitar las otras dos ciudades imperiales, os invitamos a leer nuestros artículos relacionados con Praga y nuestra Guía para viajar a Viena.

Monte Géllert

Sin duda, uno de los lugares en los que empezaríamos el viaje y que te recomendamos visitar. Esta colina se encuentra en la zona de Buda y tiene una de las mejores vistas de la ciudad. Se puede subir andado, aunque también hay algún autobús que sube. Entre los lugares más importantes en este lugar, podemos encontrar:
  • Citadella y monumento a la libertad: después de la II Guerra Mundial, Hungría perteneció a la URSS, así que se estableció un régimen comunista en el país. Este monumento recuerda a los soldados soviéticos que murieron durante la liberación de Budapest en 1945.
  • Iglesia en la cueva: Este lugar es uno de los más curiosos de la zona y fue usada durante la época comunista. Se puede visitar por dentro por 1000HUF.
  • Baños Géllert: Si solamente tenéis dos días en la ciudad, os recomendamos visitar solamente unos baños y si no queréis ir a los famosos Széchenyi, estos podrían ser una buena alternativa. Las piscinas exteriores no son tan bonitas, pero los interiores de estilo art nouveau son preciosos. Podéis consultar los precios con detalle aquí. Hay entrada de vestuario privado o compartido. Lo mejor si sois dos es comprar una de cada y compartir el vestuario privado. El privado cuesta y el compartido, 27€. Si queréis ahorrar la cola y comprar la entrada desde un portal en español, podéis comprar la entrada aquí.
    Si queréis ir a otros baños aún menos conocidos, podéis optar por los RudasAquí encontraréis toda la información.
Vistas desde el Monte Gellert
Vistas desde el Monte Gellert

Puente Elisabeth

Se trata del otro puente popular en la ciudad. Es práctico porque une de forma muy directa la colina del castillo de Buda con la zona de Pest. Además desde este puente podemos ver el puente de las cadenas, iluminado y en todo su esplendor con el parlamento de Budapest al fondo.

Mercado central de Budapest

Un mercado muy bonito por fuera y con una estructura muy interesante que lo hace especial en su interior. En el mercado podemos encontrar paradas de alimentación propias de un mercado ordinario en la planta de abajo, así como una oferta gastronómica muy interesante en la planta de arriba, llena de restaurantes donde se come muy bien.

Mercado central de Budapest
Mercado central de Budapest

Plaza de los héroes: la historia de los magiares

Esta plaza, muy cercana al balneario Széchenyi, tiene representadas las 7 tribus magiares que fundaron Hungría en el siglo IX. Se encuentra en un extremo de la avenida Andrássy y bien merece la pena visitar este memorial a la historia de Hungría.

Plaza de los héroes en Budapest
Plaza de los héroes en Budapest

Castillo de Vajdahunyad

Justo al lado del balneario Széchenyi, podemos acceder gratuitamente al patio interior del castillo de Vajdahunyad. Es muy agradable dar un paseo por sus jardines y conocer las distintas esculturas y fuentes que esconden. ¿Seréis capaces de encontrar a “Anónimo”? ¡Buuuh!

Castillo Vajdahunyad
Castillo Vajdahunyad

Balneario Széchenyi

Otro de los lugares más populares en Budapest son los baños del Balneario Széchenyi. Dispone de baños interiores, saunas, vestuarios y podéis disfrutar de algún tratamiento o masaje pagando un plus. Pero sin duda, lo más interesante es su piscina exterior, ya que además de un entorno muy elegante, el contraste del frío exterior junto al agua tan caliente del baño es una experiencia inolvidable. Merece mucho la pena y el contraste será más notorio en invierno. Es cierto que suele estar muy concurrido, pero no deja de ser una atracción imprescindible de Budapest.

Necesitaréis chanclas y toalla (y gorro si queréis nadar en la piscina de natación). Os recomendamos llevarlos desde casa, puesto que os ofrecen alquilarlos allí mismo pero los precios no son nada baratos.

En cuanto a la entrada al balneario, podéis comprar dos tipos principalmente:

  • Acceso al balneario con vestuario general y taquilla. En este caso, compartirás vestuario con el resto de usuarios.
  • Acceso al balneario con cabina privada. De esta manera, dispondrás de un vestidor pequeñito (sin ducha) donde también podrás dejar tus cosas mientras disfrutas del baño. Es suficientemente grande para dos personas, así que si vais en pareja podéis contratar solamente uno y que la otra entrada sea la de vestuario general (de hecho lo recomiendan en su propia web).
En ambos casos se accede al recinto y se activan vuestras cerraduras de taquilla y/o cabina con una pulsera con sensor que os facilitan en la entrada. En las instalaciones dispondréis también gratuitamente de una máquina para secar los bañadores, interesante para no llevarlos empapados de vuelta.
Una vez entréis en el recinto, no tenéis tiempo límite de uso. Es decir, podéis estar un ratito o podéis dedicar el día entero hasta el cierre si queréis. El horario es de 7:00 a 20:00 entre semana y es de 8:00 a 20:00 en fin de semana. A primera hora tendréis el balneario prácticamente entero para vosotros, y por la tarde-noche es cuando más concurrido lo encontraréis.
Las entradas tienen los siguientes precios de lunes a viernes (en fin de semana todo cuesta 4€ extra):
  • Entrada General 27€. Acceso haciendo cola, con vestuario general y taquilla. Se pueden adquirir online y allí mismo en taquilla.
  • Fast Track 32€. Acceso sin cola, con vestuario general y taquilla. Solamente online.
  • Fast Track con cabina 35€. Acceso sin cola, con cabina privada. Solament online.
Podéis consultar el resto de servicios (masajes, saunas…) y todas sus tarifas, así como comprar los tickets online en su página web.
Tened en cuenta que el balneario tiene dos accesos. En caso de comprar la entrada sin colas, debéis entrar por la entrada principal (desde el parque que contiene al balneario) y si compráis la entrada con colas deberéis entrar por la parte de atrás del edificio.
 
Baños Szécheny
Baños Szécheny

Paseo en barco de noche por el Danubio

Una experiencia inolvidable y típica de Budapest es recorrer en barco el río Danubio y contemplar relajadamente la ciudad iluminada, incluido el Parlamento de Budapest. Puede parecer una turistada, pero nosotros consideramos que pasamos un ratito muy agradable y nos gustó poder ver la ciudad desde otro punto de vista.

Existen diferentes empresas y ofertas, desde el clásico paseo con una bebida incluida hasta un paseo en barco con una cena o el paseo con un espectáculo folclórico. Se pueden contratar allí mismo, pero si vais en temporada alta os recomendamos comprarlas online. Aquí os dejamos el enlace a la opción que hemos encontrado más sencilla y económica.

Vistas al Parlamento desde Buda
Vistas al Parlamento desde Buda

Ruin Bars

Los Ruin Bars (o Ruin Pubs) son un concepto muy divertido para salir a tomar algo. Estos locales se encuentran en el barrio judío y es donde se concentra la vida nocturna de la ciudad. Como su propio nombre indica, son locales en ruinas donde han instalado diferentes barras de bar, cada una tematizada o especializada en algún tipo de bebidas. Las paredes están sin alicatar, sin pintar, descascarilladas (se ven los ladrillos, el cemento, las tuberías, etc) y todo el recinto está lleno de cosas que podríamos encontrar en desguaces, tiendas de segunda mano, vetederos o incluso en contenedores de basura. Todo tipo de elementos random llenan los locales de rincones insólitos.

El más famoso es el Szimpla Kert, pero hay otras muchas opciones que merecen la pena visitar. De hecho, podéis acceder y recorrer los locales sin necesidad de tomaros nada.

Szimpla
Szimpla

Bastión de los pescadores

Un lugar que os atrapará y querréis disfrutar durante un rato. Esta fortaleza de estilo neoclásico en la zona de Buda nos permite tener unas vistas privilegiadas del Parlamento de Budapest, de la propia ciudad y en un entorno muy bonito. Para acceder al bastión debemos cruzar, por ejemplo, el puente de las cadenas y después ir subiendo durante unos 15 minutos por una colina considerablemente inclinada. Al recorrer el último tramo de escaleras, llegamos a una plaza con la iglesia de San Matías, muy bonita y de estilo neogótico. Alrededor de esta fortaleza, nos encontramos todo amurallado, con pasadizos entre las murallas, escalinatas, 7 torreones (representantes de las 7 tribus magiares) y arcos que nos ofrecen vistas espectaculares. Os podréis hacer fotos chulísimas en este lugar, las redes están llenas de ellas.
Os recomendamos subir a disfrutar del amanecer, ya que la luz anaranjada se colará por sus arcos, sus escalinatas, sus pasadizos… y tendréis una postal preciosa de Budapest amaneciendo. El atardecer y la noche también nos regalan vistas espectaculares. Acceder al bastión de los pescadores es gratuito. Antiguamente, se pagaba una entrada para subir a las murallas (algo innecesario porque no están mucho más elevadas que el terreno del bastión y las vistas son similares), de hecho siguen estando las barreras de acceso a las mismas. Pero estas barreras estaban totalmente abiertas y pudimos acceder gratuitamente.

Bastión de los pescadores
Bastión de los pescadores

Eso sí, suele ser el punto de la ciudad más concurrido y es difícil conseguir una buena fotografía sin nadie alrededor que nos la estropee. Nosotros precisamente tuvimos suerte y no había demasiada gente porque escogimos un fin de semana poco transitado, pero si no os queréis arriesgar lo mejor es llegar al bastión antes del amanecer y coger vuestro lugar para disfrutar del propio amanecer o haceros fotos cuando amanezca. Otro momento óptimo es con bien entrada la tarde, cuando ya todo el mundo ha vuelto al centro de la ciudad, podréis tener más intimidad con Budapest iluminado.

Vistas desde el Bastión de los Pescadores por la noche
Vistas desde el Bastión de los Pescadores por la noche

Puente de las cadenas

Uno de los muchos puentes que unen Buda con Pest. Este es nuestro preferido, el más céntrico, bonito y con vistas muy chulas al amanecer y al atardecer sobre el Danubio. Lo veréis y cruzaréis varias veces visitando la ciudad.

Puente de las cadenas
Puente de las cadenas

Visita al Parlamento de Budapest

El Parlamento de Budapest es sin duda el edificio insignia de la ciudad y uno de los más representativos de Europa. De hecho, para nuestro gusto personal, es la construcción más bonita e impresionante de toda Europa. Es majestuoso y os recomendamos verlo desde diferentes puntos de vista de la ciudad, tanto de día como iluminado por la noche, ya que en todas estas vistas os dejará impresionados. Sobre todo os recomendamos ver el Parlamento de Budapest desde estos puntos:
  • Los arcos del bastión de los pescadores.
  • Nuestro favorito: en la orilla contraria del Danubio, justo de frente al Parlamento. Justo en esta ubicación.
  • Puente de las cadenas.
  • La plaza del propio Parlamento.
Por otro lado, es imprescindible visitar el Parlamento por dentro. La visita es con audioguía, dura unos 45 minutos y no deja indiferente a nadie. La entrada general cuesta 6000 florines (unos 15,50€) para ciudadanos europeos y el doble para los no europeos.  Podéis comprar las entradas allí mismo, con el riesgo de que se agoten si es temporada alta o de encontrar largas colas. También podéis comprarlas online en la página web oficial y aprovechar para consultar las posibles tarifas reducidas. (¡Ojo! Descubrimos que existe alguna web que es una estafa porque venden los tickets falsos o a un precio desorbitado). Aunque las compréis online, deberéis hacer otra cola para imprimir los tickets físicamente, tras mostrar vuestro documento de reserva. Quizá os interese también saber que disponen de guardarropa gratuito, cafetería y que tendréis que pasar por un control de seguridad similar al de los aeropuertos.
Sale bastante más caro, pero si os interesa añadir a la experiencia una visita guiada a los exteriores del Parlamento, podéis contratar esta excursión.
 
Escalera Principal del Parlamento de Budapest
Escalera Principal del Parlamento de Budapest

Los zapatos en la orilla del Danubio: memorial a lo que jamás debió suceder

Este monumento compuesto por un montón de zapatos al borde de la orilla del Danubio honra a los muchos judíos que fueron masacrados durante la II Guerra Mundial por los fascistas húngaros. Antes de ser fusilados al borde del Danubio para que sus cuerpos cayeran al río y fueran arrastrados por el agua, se les exigió que se quitaran los zapatos, ya que era algo valioso y que se podía revender. De ahí que estos zapatos representen a estas víctimas.

 

Monumento de los zapatos sobre al Danubio

Basílica catedral de San Esteban: Budapest desde las alturas

La basílica por fuera nos pareció bonita, por dentro mejoró bastante pero tampoco es la mejor iglesia que hayamos visitado. Lo que sí resulta espectacular son las vistas que podemos ver desde la torre. Nos permite una vista de 360º de toda la ciudad, desde un balcón que rodea esta torre y que nos ofrece una perspectiva muy atractiva.

La subida a la torre se puede hacer en ascensor completamente. Pero los más deportistas os podéis deleitar con su escalera circular. Nosotros optamos por que la fuerza la hiciera un motor. La entrada a la torre incluye la entrada al museo del tesoro de la basílica, donde podréis observar una reliquia muy gore: la mano momificada de San Esteban.

El horario a la torre con terraza panorámica y al tesoro es de 9:00 a 19:00. A la basílica se puede acceder de 9:00 a 17:45 (excepto los domingos, que abren a las 13:00).

Los tickets se compran en una oficina exterior a la basílica pero muy cercana (en la misma plaza). Su horario de apertura es de 9:00 a 18:30.

La entrada general a la basílica cuesta 2300 florines, a la terraza panorámica y al tesoro son 4300 florines, y finalmente el paquete que incluye ambas visitas son 6000 florines. Podéis consultar los descuentos y los precios de las visitas guiadas en su página web. 

Basílica de St Stephan
Basílica de St Stephan
Vistas desde la terraza de la basílica de St Stephan
Vistas desde la terraza de la basílica de St Stephan

Avenida Andrássy y centro de Budapest

La calle principal de Budapest es la Avenida Andrássy. Está repleta de edificios majestuosos y su recorrido finaliza en la plaza de los héroes. Además de esta avenida, merece la pena dar un paseo por las calles del centro de Budapest.

Ópera de Budapest: ¡música maestro!

La Ópera de Budapest es un edificio espectacular, sobre todo por su interior. Quizá no sea tan popular como otros puntos, pero a nosotros nos encantó y se lo recomendaríamos a cualquiera que nos pregunte qué hacer en Budapest. Es uno de los pocos edificios de Budapest que sobrevivió a la II Guerra Mundial y su interior es majestuoso.

La visita es guiada y se ofrece en distintos idiomas. Nuestra guía fue súper agradable, los datos muy interesantes, el recorrido nos encantó y además al final os incluyen una breve representación en medio de las escalinatas. La entradas cuestan 21,50€ y se puede adquirir en taquilla, aunque nosotros las compramos al mismo precio online en este enlace.

Interior de la Ópera de Budapest
Interior de la Ópera de Budapest

🗺️Mapa de los lugares de interés en Budapest

✈️ Cómo llegar a Budapest

Avión

El Aeropuerto Internacional de Budapest Ferenc Liszt acoge muchos vuelos desde diferentes ciudades, así que no os resultará complicado encontrar un vuelo que os encaje con vuestra planificación. Budapest dispone de dos terminales, pero la primera está en desuso para vuelos comerciales, así que siempre llegaréis a la terminal 2. Esta terminal está subdividida en 2A y 2B, pero están tan próximas la una de la otra (no son muy grandes) que nos podemos trasladar entre ellas caminando en pocos minutos.

Coche

Si lo vuestro son los road trips, probablemente queráis hacer la ruta imperial y vayáis a Budapest desde Viena en coche durante 2 horas y media de trayecto. De hecho, quizá aprovechéis para visitar antes Bratislava y, en ese caso, solamente tendréis 2 horas de camino a Budapest.

Si necesitáis alquilar un coche, os recomendamos visitar nuestro artículo consejos para alquilar un coche y podéis alquilar el coche en Discovercars , el buscador que nosotros siempre utilizamos por sus buenos precios y condiciones.

Tren

Otra opción para llegar a Budapest si os encontráis en alguna ciudad cercana es hacerlo por medio de tren. Si hacéis la ruta imperial, podéis ir de Viena a Budapest en tren. También es común coger el tren de Bratislava a Budapest.
 

Excursión contratada

Si solamente queréis hacer una visita express a Budapest sin tener que planificar nada, podéis contratar esta Excursión a Budapest desde Viena. Quizá sea algo cara, pero es ideal si no os gusta dedicar tiempo a planificar la visita.

Como ir del aeropuerto al centro de Budapest

Autobús 100E

La manera más económica de llegar al centro de Budapest desde el aeropuerto y viceversa es con el autobús 100E. Nos deja en plaza Deák tér, en pleno centro de la ciudad, pasa cada 30 minutos y su coste es de 2200 florines. En las paradas hay máquinas donde podemos comprar los billetes, y también se puede pagar dentro del autobús con tarjeta de crédito.

Taxi

La otra opción es ir en taxi. Evidentemente sale más caro, pero también es más rápido, directo y cómodo. Al tener poco tiempo en dos días, decidimos coger un taxi para llegar directos desde el aeropuerto hasta a los baños y ahorrarnos un tiempo considerable. El precio ronda los 14000 florines, aunque el sistema es el clásico taxímetro (no es una tarifa cerrada). Si preferís contratarlo desde un portal en español, podéis hacerlo desde este enlace: Traslados en Budapest.

🚇 

Transporte: moverse por Budapest

Budapest es una ciudad bastante pequeña y se puede llegar prácticamente a todos los lugares de interés a pie, cosa que suele ser agradable porque sus calles suelen ser elegantes y entretenidas. Pese a ello, probablemente nos convendrá utilizar el transporte público para llegar a atracciones más alejadas como pueden ser los baños Széchenyi, Buda o regresar al alojamiento tras una dura jornada de turismo (lo sabemos, sarna con gusto ni pica).

En estos casos, Budapest tiene una red de transporte público bastante completa y compuesta por metro, autobús y tranvía. El mismo billete sirve para los 3 medios de transporte. El billete sencillo cuesta 450 florines (en 2024), es decir, aproximadamente 1€. Estos billetes los podéis adquirir en las máquinas del metro, del tranvía y también en las que encontraréis al lado de muchas paradas de autobús. Os podéis plantear comprar el abono de 10 viajes en caso de que queráis hacer más desplazamientos. De cualquier forma, tened en cuenta que el billete de Budapest no permite transbordos.

¡OJO! Veréis que no existen barreras para acceder al metro. Pero recordad validar el billete en las máquinas que os encontraréis antes de entrar. Suelen haber bastantes revisores y nos puede llevar a una multa de las que escuecen.

🛌 Donde alojarse en Budapest

Pest es la mejor zona para alojarse en Budapest porque nos permite estar en el centro de todas las atracciones turísticas y la oferta de transporte público es más amplia que desde Buda. Lo ideal es un hotel o apartamento en el centro y, a poder ser, cerca de uno de los puentes que conectan Pest con Buda para poder movernos fácil y rápidamente de una zona a la otra.

Nosotros solemos utilizar Booking porque nos permite aplicar filtros, consultar valoraciones, situarnos en el mapa y contratar la cancelación gratuita. En esta ocasión nos alojamos en un hotel básico pero totalmente recomendable si buscáis limpieza, comodidad y ubicación: Giselle Vintage Doubles.

Cómo alojarse GRATIS en Budapest

Otra opción para buscar alojamiento en Budapest y ahorrar una parte importante del presupuesto del viaje es hacer un intercambio de casas con HomeExchange. En este artículo os explicamos con detalle el funcionamiento de esta plataforma, un concepto muy interesante en nuestra opinión. Nosotros ya lo hemos probado en Malta, Alsacia, Colonia, Austria y Portugal entre otros y nuestra experiencia ha sido muy positiva. Además, si os registráis a través de NUESTRA INVITACIÓN, además de ayudarnos a hacer crecer nuestro blog, obtendréis unos puntos extras para vuestros intercambios.

🚑 Seguro de viaje

Contratar un seguro de viaje es esencial a la hora de prepararlo. Es muy común pensar que en un viaje a Europa no es necesario contratar un seguro de viaje, pues la asistencia médica está incluida con la tarjeta sanitaria europea (que por supuesto, es muy importante llevar), pero un seguro de viaje incluye mucho más que asistencia sanitaria: indemnización por anulación, por retraso e incluso por pérdida de equipaje. Nosotros viajamos con IATI seguros y para Europa os recomendamos contratar un seguro IATI Básico o IATI Estándar.

🍴 Comida en Budapest

Siempre que viajamos, nos gusta probar platos típicos de la zona, y en esta ocasión también pudimos disfrutar del turismo gastronómico. Tenéis que pensar que en Hungría, igual que en muchos países de Europa del este, hace mucho frío y para combatirlo suelen cocinar de manera muy grasa y, por lo tanto, los platos suelen ser contundentes. Veréis por Budapest que uno de los ingredientes más empleados es la paprika (pimentón), hasta el punto que las tiendas de souvenirs han visto el negocio y han convertido este condimento en souvenir de Budapest. 

Platos típicos de Budapest

Los platos típicos que pudimos probar en Budapest son:

  • Langos. Nos gusta describirlo como una pizza con masa de churro, y es que es una masa de pan frito en la que añaden los ingredientes que quieras combinar (queso, cebolla, carne, bacon…). Es el plato más callejero, lo encontraréis en diferentes puestecitos por la ciudad. 
  • Goulash. Sabemos que no es exclusivamente típico de Hungría, sino que es un plato muy generalizado en en centro y el este de Europa (Polonia, República Checa, Austria,etc.). Pero no encanta este plato, que trata de una sopa muy especiada y con el paprika y la carne estofada como ingredientes principales. Es el mejor plato de Hungría.
  • Kalocsai nokedli. Este plato fue un gran descubrimiento. Se trata de una pasta tipo gnocchi, acompañada de un sofrito de paprika típico de la región de Kalocsa. A nosotros nos encantó.

Y por su puesto, no pueden faltar los postres:

  • Kürtőskalács (Chimney cake). Es una masa enrollada y que da forma a un cilindro, el cual está tostado a la parrilla. Se espolvorea de azúcar y se puede añadir chocolate, mermelada, nata… Veréis que se anuncian mucho por la calle y que es un dulce típico de Budapest (pese a que también lo encontramos en otros países de Europa del este). ¡Tenéis que probarlo!
  • Somlói galuska (Pastel húngaro). Este postre es típico de Hungría, algo así como el dulce nacional. Es un pastel de nueces bañado al ron, acompañado de mucho chocolate y con nata. Es una bomba de azúcar, pero está exquisito.
Goulash
Goulash
Langos
Langos
Comiendo en Nuestra comida en Idiko's Kitchen
Comiendo en Nuestra comida en Idiko's Kitchen

Dónde comer en Budapest

Aquí os dejamos la lista de restaurantes donde pudimos probar comida húngara:

  • Parasztkonyha. Sin duda es el que más nos gustó y, además, es muy céntrico. Ofrecen 20 platos típicos de Hungría, la comida es casera, el servicio muy correcto y el precio es económico. Es un acierto seguro.
  • Ildikó KonyhájaUbicado en el barrio del castillo, este local pequeñito sirve comida tradicional muy rica, y sobre todo tenéis que probar sus postres. Muy recomendable si estáis por la zona.
  • The MAGIC Budapest. En este restaurante la verdad es que no encontraréis comida típica húngara. Pero si os gusta el mundo de Harry Potter, no os lo podéis perder. El local de dos plantas está totalmente tematizado, podréis hacer conjuros en un caldero humeante en vuestra propia mesa, y os sentiréis en Hogwarts toda la velada. Os recomendamos reservar en su página web si no queréis hacer cuna larga cola.
  • Mercado Central. Ubicado cerca del puente de la Libertad, en la zona de Pest, este mercado dispone de dos plantas. En la planta baja encontraréis paradas propias de un mercado con productos frescos a la venta, pero en la planta superior encontraréis tiendas y restaurantes. Nosotros comimos en un restaurante muy bien decorado de manera tradicional y con música en directo.
  • Menza. Un restaurante muy moderno y con variedad de cocina húngara.

TRUCO PARA AHORRAR: Podéis pedir siempre agua del grifo, os la servirán ¡GRATIS!

💳 La moneda de Hungría: pagar y sacar dinero

Pese a que Hungría pertenece a la Unión Europea, por el momento no utilizan el Euro como moneda. La moneda de Hungría es el florín húngaro y actualmente (marzo 2024) tiene una conversión de 1€=393 florines. Dicho de otro modo, cuando os mováis por Budapest y queráis hacer cálculos rápidos tenéis que pensar que 1000 florines son 2,50€ aproximadamente. Es cierto que en algunos establecimientos permiten pagar con Euros, pero no os lo recomendamos porque el cambio suele ser bastante malo y pagaréis más. Si queréis consultar el cambio oficial actualizaco podéis hacerlo en este enlace.

Nosotros siempre intentamos pagar todo con tarjeta de crédito y no solemos llevar efectivo. En este viaje en concreto no necesitamos efectivo en ningún momento. Pero si queréis llevar efectivo para vuestro viaje, os recomendamos sacarlo directamente en Budapest en un cajero automático con una tarjeta que haga un buen cambio. Nuestra tarjeta de confianza para sacar dinero y también para pagar en todos nuestros viajes es la REVOLUT.

Esta tarjeta nos permite pagar en moneda extranjera y siempre al mejor cambio posible del mercado. En cuanto al efectivo, podéis sacar gratuitamente 200€ mensuales en cajeros automáticos de todo el mundo (el cajero se quedará una pequeña comisión, pero sigue siendo la mejor opción).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *