Visita al Castillo de Rosenborg en Copenhague

[Entrada actualizada en marzo de 2020]

El castillo de Rosenborg es uno de los monumentos más importanes de Copenhague. Hoy en día y desde 1830 alberga un museo que contiene una colección de cuadros, tapices y muebles propiedad de la monarquía y su visita es muy recomendable. Además, también podréis ver las joyas de la corona, todo un reclamo para los visitantes.

¿Qué encontrarás en este post?

📜Un poco de historia

Ronseborg fue construido por Christian IV. El monarca creía que el castillo medieval estaba anticuado y decidió construir un palacio más ambicioso y moderno. Se utilizó como casa de campo a principio de los años 1600 y acabó siendo la residencia favorita del rey. Se dice que el mismo monarca participó en el diseño del castillo gracias a sus conocimientos de arquitectura.

Rosenborg
Rosenborg
En familia por los jardines de Rosenborg
En familia por los jardines de Rosenborg

Más tarde, en 1700, Rosenborg dejó de usarse como residencia y paso a ser un lugar donde los reyes guardaban las riquezas y sus objetos de más valor. Finalmente, en 1830, se abrió al público como museo.

🚇 Cómo llegar al Castillo de Rosenborg

Se puede llegar fácilmente a pie desde el centro de Copenhague o bien en transporte público:

🚇 Tren y metro: Parada Nørreport
🚍 Autobuses 14, 42, 43, 184, 185, 5A, 6A, 173E, 150S, 350S: Parada Nørreport 

🕔 Horario del Castillo de Rosenborg

Los horarios del Castillo de Rosenborg varían en función del día y de la temporada, así que os aconsejo consultar siempre la página web oficial.

  • 1 enero: Cerrado
  • 2 enero – 7 febrero: 10:00 – 15:00 (Cerrado los lunes)
  • 8 febrero – 23 febrero: Cerrado (vacaciones de invierno)
  • 24 febrero- 3 abril: 10:00 – 15:00 (Cerrado los lunes)
  • 4 abril – 19 abril: 10:00 – 16:00 (abierto todos los días)
  • 20 abril: Cerrado
  • 26 abril – 31 mayo: 10:00 – 16:00 (abierto todos los días, excepto el 27 de abril)
  • Junio, julio y agosto: 9:00 – 17:00
  • Septiembre y octubre: 10:00 – 16:00
  • 1 noviembre – 22 diciembre: 10:00 – 15:00 (Cerrado los lunes)
  • 23 diciembre – 25 diciembre: Cerrado
  • 26 diciembre – 30 diciembre: 10:00 – 16:00
  • 31 diciembre: 10:00 – 15:00

💰 Precios del Castillo de Rosenborg

  • Adultos: 120 Kr
  • Niños (0-17 años): Entrada gratuita
  • Estudiantes: 85 Kr
  • Entrada combinada con Amalienborg (válido durante 36h): 170Kr

🙋 Puedes reservar una visita guiada.y descubrir los misterios del Castillo
💡 La entrada está incluida en la Copenhague Card

💳 Viaja sin comisiones
Recuerda que en Dinamarca se utiliza la corona danesa. Si no quieres pagar comisiones cuando utilices la tarjeta de crédito o saques dinero en Dinamarca, te recomiendo estas tarjetas para viajar sin comisiones:
BNEXT: podrás sacar dinero sin comisiones en cualquier parte del mundo.
N26: podrás pagar en cualquier parte del mundo con el mejor cambio.
✅Revolut: similar a la anterior. Podrás pagar sin comisiones en otra moneda.
Nuestra visita al Castillo de Rosenborg

La vista al Castillo de Rosenborg incluye un recorrido por un total de 4 plantas en las que podemos ver diferentes estancias, la mayoría de ellas relacionadas con la vida del rey Christian IV.

Planta baja del Castillo de Rosenborg

En estas plantas podéis encontrar las cámaras y habitaciones de los reyes y reinas que han pasado por el castillo, todas ellas ornamentadas y con objetos de la época. La sala más destacada es el salón de invierno de Christian IV. Es la mejor preservada de todo el museo y la más importante de un total de tres salones que eran utilizados por el rey. La impresionante pintura del techo es obra del pintor holandés Pieter Isaacsz. También destaca el reloj astronómico, que data de 1594.

Otro de los destacados es el dormitorio principal del rey. Aquí fue donde murió Christian IV el  de febrero de 1648. Desde esta habitación, se tenía acceso directo a la sala de baño, que se compartía con la reina.

La decoración de las paredes sigue el estilo chino y el techo data de 1630, donde se muestra los dioses de la tierra, el cielo y los océanos.

Interiores del palacio de Rosenborg
Interiores del palacio de Rosenborg

Primera planta del Castillo de Rosenborg

En la primera planta del Castillo de Rosenborg se encuentra otra de las salas destacadas de la visita: el gabinete de los espejos. Fue sdiseñada por deseo de Federico IV y su dormitorio estaba conectado con esta sala a través de una escalera de caracol. Está decorada al estilo barroco del Palacio de Versalles en París con el techo y las paredes cubiertas por espejos, cosa que resulta curiosa cuando nos dicen que justo al lado tenía su colección de literatura erótica…

Segunda planta del Castillo de Rosenborg

Aquí podréis encontrar el  Salón de los Caballeros. Se completó su decoración en 1624 y se utilizaba originalmente como salón de baile. Christian V modernizó la sala e incluyó tapices que mostraban las victorias del rey durante la Guerra Escanesa. También es aquí donde encontraremos los dos tronos reales, utilizadas por los reyes absolutistas de Dinamarca.

En esta segunda planta, también se pueden visitar el gabinete de cristal y el gabinete de porcelana, que contienen piezas únicas traídas de otras partes del mundo.

El Sótano de Rosenborg: El Tesoro Real

Esta parte del castillo es un museo donde se exponen toda clase de armas que se usaban. Las más impresionantes en nuestra opinión son las que están talladas en marfil. Además también podéis ver las botellas del vino de Ronseborg, un vino blanco de la década de 1590. Hoy en día las botellas están vacías y el vino se conserva en depósitos de acero que se encuentran en otra sala de esta misma planta.

La sala del tesoro es probablemente la más visitada y más fotografiada del castillo. En esta sala es donde se guardan las joyas de la corona, custodiadas por la puerta de unos 20 cm de ancho. Estas joyas se componen de cuatro juegos de joyas decoradas con perlas, rubíes y otras piedras preciosas. Sólo pueden ser utilizados por la reina y sólo en Dinamarca. La reina Sofía Magdalena en 1746 decretó que las joyas no debían pertenecer a una sola persona, si no que eran propiedad de la Corona. Además, hay una vitrina donde se exponen las coronas reales y que está constantemente rodeada por turistas haciendo fotos (me recordó un poco a la Mona Lisa en Versalles…).

Los jardines de Rosenborg

Una vez finalizada nuestra visita por Rosenborg pasamos un rato recorriendo los maravillosos jardines que tiene a su alrededor. Al igual que observamos en el Kastellet, a parte de turistas, los daneses vienen a esta parte de la ciudad a pasear, hacer deporte e incluso tumbarse en el césped a leer o a pasar un rato. ¡Nos encantó!

Llegando a Rosenborg
Llegando a Rosenborg
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *