España, Europa, País Vasco

País Vasco Día 4: San Juan de Gaztelugatxe, Mundaka y Guernica

¡Por fin! Ese día me desperté con una sensación de alegría y nerviosismo difícil de explicar. Hoy íbamos a ver San Juan de Gaztelugatxe. La ermita, que está dedicada a San Juan se encuentra sobre un islote en la costa vizcaína, concretamente en la localidad de Bermeo.

A parte de ser un lugar precioso, una de las razones por las que se ha vuelto famoso es por ser una de las localizaciones de grabación de Juego de Tronos.

Salimos pronto de Mundaka, ya que teníamos una media hora hasta llegar allí y poco antes de las 10 de la mañana llegábamos. Hay que aparcar en una zona de restaurantes y desde allí bajar hasta las faldas del islote antes de empezar a subir los 241 escalones hasta llegar a la ermita. A día de hoy, os recomiendo ir pronto ya que cuando volvimos, un par de horas después, el aparcamiento estaba lleno.

San Juan de Gaztelugatxe
San Juan de Gaztelugatxe

 Una vez aquí hay que andar unos 40 minutos (1,3 km) aproximadamente para llegar hasta el destino. La primera parte de la caminata es bajada y es bastante empinada (para muestra un botón) y en nuestro caso, al ser invierno, estaba todo bastante mojado y lleno de barro, por lo que tuvimos que ir con cuidado. Y aún y así no pude evitar un resbalón que acabó en caída…

Por eso, os recomendamos que para venir a San Juan de Gaztelugatxe, llevéis calzado cómodo, sobretodo en invierno que es cuando el suelo está más mojado.

Bajando hacia la falda del islote
Bajando hacia la falda del islote

Eso sí, pese a ir pensando en la subida que nos tocaría hacer a la vuelta (que no iba a ser ligera precisamente), durante el trayecto se pueden apreciar paisajes espectaculares de la costa vasca.

San Juan de Gaztelugatxe
San Juan de Gaztelugatxe

Lo primero que nos encontramos al descender tan solo 300 m es un primer mirador en el que os recomendamos deteneros para contemplar unas vistas increíbles del islote.

Señal que nos indica la posición del mirador
Señal que nos indica la posición del mirador
Vista de San Juan de Gaztelugatxe desde el mirador
Vista de San Juan de Gaztelugatxe desde el mirador

Después de pasar un buen rato en este mirador, aprovechando que estábamos solos para hacer un montón de fotos, seguimos bajando y durante el camino se nos aparecían un montón de vistas diferentes de San Juan, entre árboles, de frente, de lado… y yo no puede parar de fotografiar todos y cada uno de ellos.

Followmeto en San Juan
Followmeto en San Juan

Y entre foto y foto, parada para admirar el paisaje y escuchar el sonido de las olas al romper contra el islote, llegamos a las faltas de San Juan, donde dejábamos las bajadas atrás y empezábamos a subir todos los escalones que nos llevarían hasta la ermita. Sorprendentemente, esta ascensión es muy ligera. Los escalones hacen que la subida sea más fácil y todas las paradas que hicimos para las fotos nos la hicieron más llevadera. Os recomiendo que de vez en cuando perdáis un poco de tiempo en mirar atrás porque las vistas que hay a medida que vas ascendiendo valen mucho la pena.

Empezamos a subir
Empezamos a subir

Una vez arriba, se pueden contemplar de nuevo unas maravillosos vistas de la costa vasca. Aunque nosotros tuvimos mala suerte y estaban haciendo obras, cosa que afeaba un poco el paisaje.

Eso sí, recordad tocar la campana de la ermita tres veces, ya que la leyenda cuenta que si pides un deseo se cumple (yo sólo os diré que el mio fue un deseo muy muy viajero).

Pidiendo deseos
Pidiendo deseos

Una vez terminada nuestra visita a la ermita y al islote, volvimos al aparcamiento sufriendo todo lo que habíamos bajado anteriormente. Al llegar arriba, girando a la derecha hay un pequeño mirador en el que si tenéis tiempo os recomendamos parar, ya que, aunque las vistas de San Juan no sean las mejores desde aquí, las vistas al mar sí que lo son.

Mundaka

Y ahora sí, después de darle el último hasta luego a San Juan (porque estoy segura de que volveré), pusimos rumbo de nuevo a Mundaka para ir a comer y visitar esa zona.

Mundaka es considerada la ciudad con mejores olas de Europa, aunque estas olas solo rompen cuando hay marejada. Tiene un precioso puerto pesquero, que es el sitio más pintoresco de todo el pueblo.

Puerto pesquero en Mundaka
Puerto pesquero en Mundaka

Cuando fuimos nosotros, al ser invierno no había mucha gente en el pueblo y pudimos pasear con tranquilidad. Sin embargo, la chica del apartamento que alquilamos nos dijo que en verano se llena de surfistas y es cuando hay más ambiente.

Comimos en un restaurante cerca del puerto un menú de 10 € y pese a que el aspecto lo hacía parecer un tanto antiguo, tanto la comida casera como el servicio nos encantaron.

Guernica

Ya con el estómago lleno, dimos un último paseo por la costa de Mundaka y volvimos al apartamento para poner rumbo a la última visita del día, Guernica.

Esta localidad se encuentra a unos 15 km al sur de Mundaka, por lo que en menos de media hora estábamos en el centro de la ciudad. Una vez llegamos, pudimos ver que el centro está plagado de aparcamientos de pago. Sin embargo, hay un punto al norte de la ciudad, cerca del Parque de los pueblos de Europa, donde podréis encontrar aparcamiento completamente gratuito (os dejamos la localización en el mapa más abajo). Nosotros fuimos en Diciembre y había sitio de sobra, aunque nos comentaron que en temporada alta se puede llegar a llenar.

Nuestro paseo por esta ciudad fue breve, ya que empezó a anochecer pronto y decidimos volver al apartamento. Os dejamos los puntos más emblemáticos que visitamos:

Mural de Guernica, de Pablo Picasso

Como bien sabréis, Guernica es conocida principalmente por el bombardeo que sufrió durante la guerra civil española en 1937 por la Legión Cóndor, que estaba al servicio de la causa franquista. En honor a este hecho, el artista Pablo Picasso pintó un cuadro titulado Guernica en el que proyectaba el horror que se vivió en el pueblo. El cuadro original se encuentra en el museo Reina Sofía de Madrid.

Sin embargo, en Guernica hay una réplica del mismo en forma de mural de cerámica.

Mural de Guernica
Mural de Guernica

Árbol de Guernica

Este árbol es otro de los atractivos de la ciudad, o al menos una de las visitas más populares. Era donde se celebraban las juntas del Señorío de Vizcaya y donde el señor del mismo prometía respetar las libertades del pueblo. Actualmente, se encuentra en frente de la casa de Juntas y representa la libertad de los vizcaínos y de todos los vascos.

Árbol de Guernica
Árbol de Guernica

 Parque de los pueblos de Europa

Este parque fue inaugurado en 1991 y es un fantástico lugar para pasear. Tal y como mostramos en el mapa, se encuentra muy cerca de la casa de Juntas. Dentro, alberga dos esculturas, una de ellas del famoso Eduardo Chillida (conocido por su obra del peine de los vientos que os enseñamos durante nuestra visita a San Sebastián), La casa de nuestro padre; y la otra es del escultor inglés Henry Moore y se titula Large Figure in a shelter.

Parque de los pueblos de Europa
Parque de los pueblos de Europa
La casa de nuestro padre
La casa de nuestro padre

Hasta aquí llega nuestro penúltimo día en el País Vasco; próximamente nuestro último día de viaje en uno de los lugares más espectaculares que vimos en el viaje, el bosque de Oma.

 

6 comentarios en “País Vasco Día 4: San Juan de Gaztelugatxe, Mundaka y Guernica”

    1. Gracias! La verdad es que es una maravilla, te encantará cuando lo visites, y en verano el tiempo es muchísimo mejor, así que las fotos serán todavía más espectaculares 🙂

    1. Hola! Muchísimas gracias, nos alegramos de que te haya gustado. La verdad es que hay un caminito entre llegar hasta el islote y luego subir todas las escaleras hasta la ermita. No es mucho, pero la vuelta es bastante empinada. Merece mucho la pena 🙌🙌 Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *