Copenhague, Dinamarca, Estocolmo, Europa, Suecia, Viajes

Estocolmo y Copenhage: Preparativos y ruta

Este viaje del verano de 2016 me ha llevado a recorrer dos capitales nórdicas que aún no conocía, Estocolmo y Copenhage. Primero, visité Estocolmo, una capital que me sorprendió en todos los sentidos, y luego acabé mis vacaciones en Copenhague, una ciudad llena de color. 

Estocolmo es la capital de Suecia situada al sur este del país y está formada por 14 islas. Suecia conecta con Dinamarca a través del puente de Öresund, el cual nosotros cruzamos para ir de Copenhage a Malmö.

Copenhague es la capital de Dinamarca y es una isla al este del país. Es la ciudad más poblada de Dinamarca y está cerca de otros puntos de interés como Roskilde o lo zona de Klampenborg.

Transporte

Para preparar este viaje lo primero que hicimos fue mirar vuelos y transporte de una ciudad a otra. Es posible ir en tren de Estocolmo a Copenhague, pero enseguida nos dimos cuenta que salía mucho más económico coger los tres vuelos (BCN-COP, COP-EST y EST-BCN) a coger solo dos vuelos y el tren. Y así lo hicimos, compramos los tres vuelos por 200€ por persona.

Para movernos por estas ciudades cogimos demasiado transporte público, ya que tienen bastante accesibles casi todos los puntos que queremos visitar. Sin embargo, el metro y tren en esta parte de Europa son muy caros (un billete sencillo de metro en Estocolmo cuesta 3,8€), así que es conveniente mirar si vale la pena coger billetes de 24h o incluso de más de un día. En Estocolmo el pass de transporte de 24h cuesta 12€ por persona, así que si hacens mínimo 3 viajes ya sale a cuenta.

Alojamiento

Hostal Old TOwn Lodge en Gamla Stan
Hostal Old Town Lodge en Gamla Stan

A la hora de buscar alojamiento, la verdad es que nuestra prioridad es que sea económico. Nos gusta mucho alojarnos en apartamentos, ya que permiten mayor libertad a la hora de las comidas, por lo tanto, lo primero que miramos siempre es airbnb, donde solemos encontrar precios asequibles. Sin embargo, en esta ocasión la mayoría de apartamentos que encontramos eran bastante caros y se nos iban de presupuesto, incluso aquellos que estaban más alejados del centro. Así que nos pusimos a buscar otras cosas. Lo que más nos gustó y además a un precio asequible es el Old Town Lodge (http://oldtownlodge.se/en/). Este albergue está situado en el centro histórico de la ciudad, en el barrio de Gamla Stan, por lo que su localización es perfecta. Tiene habitaciones individuales, aunque nosotros dormiremos en el dormitorio común, un tanto diferente a otros albergues. En este caso, las llaman “habitaciones cubículo”, ya que, aunque estén en un dormitorio común las camas están divididas por unas paredes de cristal con cortinas que te permiten tener un poco de intimidad. Eso sí, el baño es compartido y en principio en el precio incluyen un pequeño desayuno con café, té y tostadas. Si se quiere uno más completo hay que pagar un extra. Nosotros decidimos quedarnos con el que estaba incluido y la verdad es que tuvimos bastante.

Hay que tener en cuenta que es un albergue, por lo que teníamos una cocina con nevera, horno y microondas a nuestra disposición, pero una si utilizas algo tienes que limpiarlo y dejarlo recogido.

El precio por este tipo de habitación 5 noches fue de 200€ para los dos, es decir, 100€ por persona.

Por otro lado, en el caso de Copenhague al ser 5 personas viajando el precio de un apartamento en airbnb sí que nos salía bien de precio, así que elegimos esta opción (¡Si vais a este enlace conseguís un descuento de 30€ para nuevos socios!) El apartamento estaba situado en el sur de la ciudad, muy cerca de la estación central y a unos 15 minutos andando del Tívoli.

Moverse por la ciudad

Estocolmo y Copenhage son bastante accesibles a pie, ya que no son ciudades como París o Barcelona, en las que es casi obligatorio coger el metro o el autobús para visitarlas. Además, como ya hemos dicho el transporte público en Suecia y Dinamarca es muy caro. Por tanto, haremos casi todo nuestro recorrido andando. Tan solo cogimos autobús o tren para ir al aeropuerto y a las dos otras ciudades que queremos visitar, Malmö y Sigtuna.

¿Cuál es la mejor época para viajar a Suecia y Dinamarca?

La mejor época para viajar a Estocolmo y Copenhage, y en general a Suecia y Dinamarca son los meses de primavera y verano, cuando las temperaturas son más altas y los días son más largos. Esto es un dato importante a tener en cuenta, ya que en invierno en estos países anochece sobre las 3:30 de la tarde, por lo que el día se acorta mucho y aunque sea inconscientemente eso afecta al viaje.

En lo que respecta al verano, aunque las temperaturas sean más cálidas, son un poco más bajas de lo que estamos acostumbrados, así que no va mal llevar una chaqueta y un pantalón largo. Por nuestra experiencia en agosto, en Estocolmo siempre llevamos chaqueta y pantalón largo y nos llovió durante dos días seguidos. En el caso de Copenhage, sí que nos hizo calor y pudimos ir en pantalón corto, pero por la noche refresca un poco y necesitamos una chaqueta fina.

Cambio de moneda

Tanto en Suecia como en Dinamarca se usa la corona; en el primer caso tenemos la corona sueca (SEK) y en el segundo la corona danesa (DKK). En ambos países, pero sobretodo en Suecia es muy fácil pagar con tarjeta, de hecho, se puede pagar absolutamente TODO; no hay mínimo como nos puede pasar en España, así que decidimos hacernos una tarjeta en EVOBanco que no cobra comisiones al sacar dinero en el extranjero ni al pagar con ella, así que no sacamos dinero ningún día.

En Copenhage sí que recomendamos sacar algo de dinero en efectivo porque hay sitios como puestos callejeros en los que sólo se puede pagar en efectivo.

Ruta

Ahora sí, aquí tenéis un resumen de nuestra ruta del viaje. En próximos posts iremos ampliando la información de cada día.  La hemos hecho tomando como referencia los barrios y basándonos en la guía de Lonely planet.

Estocolmo
Estocolmo

El primer día, llegamos muy tarde a Estocolmo, ya que cogimos el avión desde Barcelona a las 20:00 y llegamos al aeropuerto de Skavsta, que está bastante alejado de la ciudad, por lo que llegamos casi a las 3:00 de la mañana al hotel y nos fuimos a dormir.

El día siguiente fue nuestro primer día real en la ciudad y lo dedicamos a visitar Gamla Stan, el barrio antiguo y en el que estamos alojados. Fuimos al palacio real, donde vimos el cambio de guardia, a la calle más estrecha de Suecia y a la Catedral.

Después de comer hicimos el tour en barco por el canal. Hay que decir que esto lo teníamos planeada para el segundo día, pero viendo que hacía un día magnífico y las previsiones de lluvia para el día siguiente decidimos cambiarlo. ¡Y acertamos! Porque el siguiente día no paró de llover.

También fuimos a visitar el barrio de Söderhalm, donde pasaremos por el ascensor Katrina, iremos al museo Fotografiska y al parque Monteliusvägen, desde el cual nos han dicho que tendremos unas maravillosas vistas.

Nuestro tercer día de viaje lo dedicamos a visitar Djurgarden y Skeppsholen, donde se puede encontrar Skansen, un museo al aire libre de la historia sueca y el Vastamuseet, que contiene el enorme barco de guerra Vasa que se hundió debido a un error en el cálculo del peso

El próximo día, fuimos al ayuntamiento, visita imprescindible ya que es donde se celebra el banquete de los premios Nobel. Hicimos la visita guiada en español de las 11 de la mañana y subimos a la torre para tener unas vistas desde las alturas. Por la tarde, hicimos el tour del Parlamento sueco (completamente gratuito) y nos encantó.

El quinto día de nuestro viaje fuimos al que llaman el Versalles sueco, el palacio de Drottningholm e hicimos una ruta por el metro, que tiene unas estaciones espectaculares por lo que habíamos visto en fotos y no nos lo queríamos perder.

Finalmente, en nuestro último día en Estocolmo decidimos ir a visitar la ciudad de la cual se dice que fue la primera capital sueca en la época vikinga, Sigtuna. Para ir cogimos el tren que lleva al aeropuerto de Arlanda, desde donde salía nuestro avión para Copenhague a las 20:00, así que dejamos allí las maletas en una taquilla.

El primer día en Copenhague hicimos el free tour de Sandemans para tener una visión general de la ciudad y coger alguna sugerencia y recomendación del guía. Como este termina en Amalienborg Slott, cerca de la famosa sirenita, la fuimos a ver y por la tarde callejeamos por la ciudad.

Copenhague desde las alturas
Copenhague desde las alturas

El siguiente día decidimos ir a ver un parque natural al norte de la ciudad donde se encuentra Bakken, el parque de atracciones más antiguo de Europa. Aprovechamos que está la playa cerca para ver como son en esta zona del mundo, con el mar Báltico bañando sus orillas.

En nuestro tercer día en Copenhague fuimos a ver el Ayuntamiento, que tiene una arquitectura preciosa, y el famoso barrio de Christianshavn, que contiene la llamada ciudad libre de Christiania, donde se venden drogas blandas y nos han comentado que es un lugar muy curioso. Por la tarde-noche entramos al Tívoli a disfrutar de sus jardines tanto de día como de noche.

El noveno día de nuestro viaje, y el último en la capital danesa fue el día dedicado a visitar Rosenborg y sus jardines, además de acabar de disfrutar de nuestras últimas horas en la ciudad.

Mälmo
Mälmo

Finalmente, en nuestro último día de viaje y antes de coger el avión, volvimos a Suecia para visitar Malmö, una ciudad al sur del país de la cual habíamos recibido muy buenas referencias. Luego, cogimos el avión en el aeropuerto de Copenhague (con 3h de retraso…) y acabó nuestro viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *