Copenhague, Dinamarca, Europa, Viajes

Copenhague Día 3: Ayuntamiento de Copenhague, Christianshavn, Bastard Café y el Tívoli

En nuestro tercer día en Copenhague teníamos muchísimas cosas que visitar, así que nuestro día empezó pronto y una vez desayunamos pusimos rumbo hacia el Ayuntamiento de Copenhague, donde habíamos quedado con un amigo nuestro que vive allí y hubiera sido un delito irnos de la ciudad sin vernos. Fuimos un poco antes para poder ver el ayuntamiento por dentro.

Ayuntamiento de Copenhague
Ayuntamiento de Copenhague

Este edificio fue construido en 1905, es de estilo románico y se puede ver un curioso reloj mundial en una de sus fachadas. Visitar el interior es gratis y su arquitectura nos recordó a los edificios árabes por los arcos que tenía.

En el interior del Ayuntamiento
En el interior del Ayuntamiento

Justo al lado de este edifico se encuentra la escultura del famoso Christian Andersen, que es todo un orgullo para la ciudad, como ya pudimos comprobar. Ya que como os dijimos en el anterior post, en todas las tiendas de souvenirs venden relatos de Andersen. Sus historias son conocidas en gran parte gracias a que Disney ha adaptado a la gran pantalla muchas de ellas.

Christian Andersen
Christian Andersen

Una vez nos encontramos con Adri, nos llevó caminando hacia nuestra primera visita: el barrio de Christianshavn. Este barrio tiene un encanto especial gracias a sus canales, los parques y la comuna de Christiania que se encuentra justo en medio. Además, está situado en una isla construida artificialmente con fines militates durante los conflictos entre Suecia y Dinamarca.

¿Qué ver en Christianshavn?

Torre en espiral
Torre en espiral

Von Frelsers Kirke Subir a la torre de esta iglesia fue lo primero que hicimos en nuestra llegada al barrio. La torre en forma de espiral no deja de ser muy curiosa. Eso sí, arriba hace muchísimo viento y es bastante estrecho. La entrada cuesta 40 DKK y hay descuentos con el carné de estudiante.

 

 

 

 

 

 

 

Copenhague desde las alturas
Copenhague desde las alturas

Christiania. Sin duda el principal atractivo de este barrio es la ciudad libre de Chrsitiania, fundada en 1971 por un grupo okupa.

Es una zona totalmente aislada del mundo capitalista en la que no se pagan impuestos. En la avenida principal está prohibido hacer fotos ya que se venden todo tipo de drogas blandas (veréis que los vendedores llevan casi todos el rostro cubierto). Aún así, que no os de miedo entrar, el lugar está lleno de graffitis, turistas y puestecitos hippies que le dan un ambiente alternativo.

Entrada a Christiania
Entrada a Christiania

Además, nos resultó muy curioso que a la salida hay un cartel en el que se lee: “Ahora estás entrando en la UE”.

Salida de Christiania
Salida de Christiania

Cuando acabamos la visita en este famoso barrio es la hora de comer, así que nos vamos hacia Strøget, no sin antes pasar otra vez por Nyhavn, el famoso canal de Copenhague, ya que el día que fuimos con el tour pasamos muy rápido y además como se estaba celebrando el Ironman no lo pudimos visitar tranquilamente.

Disfrutando de Nyhvn
Disfrutando de Nyhvn

Sus típicas casas de colores son preciosas y en una de ellas hay una placa en la que se indica que allí vivió Andersen. Desde esta zona se pueden coger varios tours en barco que hacen recorridos por el canal. La mayoría son en inglés, aunque hay algunas compañías que también tienen algunos en español, así que hay que mirarlo bien y preguntar.

Comimos sentados en un banco de Strøget lo que llaman una Chinabox, que no es más que comida china para llevar (sale bastante bien de precio y está muy bueno, en nuestra opinión).

Después de comer Adri nos llevó a lo que fue la gran sorpresa de Copenhague para nosotros: El Bastard Café.

Dirección:
Rådhusstræde 13
1466 København K.

Entrada al Bastand Café
Entrada al Bastand Café

Es un café en el que tienen millones de juegos de mesa (la mayoría están en inglés) y puedes tomar un café (o un espectacular chocolate con nata y nubecitas por 38 DKK que está buenísimo) mientras pasas un buen rato.

Chocolate en el Bastard Café
Chocolate en el Bastard Café

Hay estanterías llenas de juegos y están todos los que os podáis imaginar. En teoría, hay unos cuantos gratis y otros se tienen que alquilar y/o ser miembro del club, pero nosotros cogimos el que quisimos y nadie nos dijo nada.  En el café hay siempre una persona llamada Game Guru al que se le puede preguntar si se tienen dudas sobre algún juego, ya que él se sabe las reglas de todos ellos.

Estantería con juegos de mesa en Bastard Café
Estantería con juegos de mesa en Bastard Café

Después de una buena sobremesa de café, chocolate y juegos, nos fuimos a otro imprescindible en Copenhague, el Tívoli. Este parque de atracciones es el segundo más antiguo de Dinamarca y contiene todo tipo de atracciones, bares, restaurantes y escenarios donde se hacen conciertos y espectáculos. Pero sin lugar a dudas, lo más bonito del Tívoli son sus maravillosos jardines.

Jardines del Tívoli
Jardines del Tívoli

Eso sí, ¡ciudado! con la fecha en la que vais, ya que cierran en invierno (de finales de septiembre a principios de abril) y solo abren para fechas muy concretas como Halloween o Navidad, así que nuestra recomendación es consultar la página web para informarse: Web tivoli.

Tívoli
Tívoli

Hay varios tipos de entrada; una de sólo entrar a los jardines y otra que además incluye las atracciones:

  • Solo entrada: 150 DKK (los fines de semana es más caro)
  • Entrada y pase ilimitado a las atracciones: 220 DKK

Hay que valorar si la segunda entrada vale la pena. Para subir a las atracciones hay que comprar unos tickets. Cada uno de ellos cuesta 25 DKK y se necesitan entre 1 y 3 tickets en función de la atracción.

Nota: Estos son los precios del verano de 2016, como ellos mismos dicen, quizá en otras temporadas u otras fechas puede cambiar.

Nosotros entramos sobre las 6:30 de la tarde y creemos que en Agosto es la hora ideal, ya que de esta manera se puede visitar el lugar tanto de día como de noche. Lo mejor es cenar allí y quedarse hasta las 11 de la noche, cuando el parque cierra y ver el espectáculo de agua, luz y música de despedida.

Tívoli
Tívoli
Luces del Tívoli por la noche
Luces del Tívoli por la noche
Espectáculo final en el Tívoli
Espectáculo final en el Tívoli

Hasta aquí llega el post de nuestro tercer día en Copenhague. Esperamos que os haya gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Acepto